España Bloqueo del Poder Judicial

El PP urge a Sánchez a renunciar por escrito a la reforma de sedición para retomar el diálogo del CGPJ

Los populares indican que si el presidente del Gobierno acepta no rebajar las penas, las conversaciones pueden volver a establecerse este mismo lunes | El PP presentará mociones territoriales para medir la afinidad de los socialistas con esta cuestión

El coordinador general del PP, Elías Bendodo, ofrece una rueda de prensa en Génova, este lunes

El coordinador general del PP, Elías Bendodo, ofrece una rueda de prensa en Génova, este lunes EFE

El Partido Popular (PP) ha solicitado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, un gesto para poder volver a sentarse y continuar las conversaciones para renovar el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). Desde el partido le urgen a renunciar «hoy mismo» y «por escrito» a la reforma del delito de sedición, un compromiso legislativo reafirmado por el jefe del Ejecutivo en su última conversación con el líder del PP. De no hacerlo, advierten, la negociación quedará estancada. Lo que rechaza el PP es aceptar la «trágala» puesta sobre la mesa por los socialistas, de abogar por el reforzamiento de la Justicia y, a la vez, negociar con los condenados por sedición la propia rebaja de las penas por este delito como pago para la aprobación del Presupuesto del próximo año y «alargar artificialmente» la estancia de Sánchez en La Moncloa.

«Por incluir la sedición en plena negociación, en clara coherencia, el PP decide apartarse » de las negociaciones el pasado jueves. «Nunca va a ser cómplice del mercadeo presupuestario del PSOE con el independentismo que quiere romper España», ha apuntado el coordinador general de la formación, Elías Bendodo en rueda de prensa desde la sede nacional de Génova. «Ceder con los que se revelaron [el 1 de octubre de 2017] es traicionar a los españoles», ha añadido, sugiriendo que las próximas cesiones a nivel judicial pueden ir encaminadas a rebajar los delitos por terrorismo o corrupción. «El Gobierno no se ha dado cuenta de que el chantajista -en alusión a EH Bildu y ERC- nunca se conforma con el primer pago. Y ese es el gran problema de Sánchez, dejarse engañar», ha insistido el ‘número tres’ del organigrama nacional.

Los populares consideran que las afirmaciones durante el debate de enmiendas a la totalidad de los Presupuestos hechos por la ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, «no fue un lapsus, era efectivamente el acuerdo» que ya se estaba dialogando. Por ese dualismo, Bendodo ha considerado que «Sánchez es un mal español y un mal socialista». «No es una traición al PP, es a España, poniendo una alfombra roja a los golpistas como Marta Rovira y Carles Puigdemont«, ha recalcado el popular. Se refieren a las afirmaciones hechas por el fundador de Junts, en las que asegura que «gente del PSOE» le ha ofrecido «un buen trato, vía reforma del código penal y un indulto» para que vuelva a España tras casi cinco años huido.

Las negociaciones están paralizadas, no rotas. El Gobierno tiene en su mano volver a negociar»

Elías Bendodo, coordinador general del pp

Tras la crítica a las relaciones entre el PSOE y el independentismo, Bendodo ha vuelto a incidir, como hizo Feijóo el pasado viernes desde Vitoria (Álava), en que las negociaciones «están paralizadas, no rotas». «El Gobierno tiene en su mano volver a negociar», pero para ello tiene que «comprometerse por escrito a no reformar el delito de sedición». Si lo hace, indican los populares, las conversaciones pueden volverse a entablar este mismo lunes.

Bendodo cree que en esta cuestión, Sánchez y el PSOE tienen que «dar la talla». Como objeto de presión y para medir el clima interno en el partido del gobierno, el coordinador general ya ha anunciado que «el PP va a presentar mociones para que el PSOE en cada territorio diga alto y claro si está de acuerdo con que se abarate el delito de sedición».

Pons afirma que se pactó no modificar la sedición

En unas declaraciones previas a Bendodo, el interlocutor para el diálogo judicial con el Gobierno, Esteban González Pons, ha asegurado que Sánchez y Alberto Núñez Feijóo pactaron el 10 de octubre en Moncloa dejar fuera el delito de sedición de las negociaciones. También no incluir a magistrados «afines a ERC» dentro del Tribunal Constitucional. «De esto se trató en la primera reunión, a la que asistimos Bolaños y yo. Y se pactó que no se tocaría el tema de la sedición», ha explicado González Pons en Onda Cero.

En relación a la cuestión judicial, el popular ha desvelado que el acuerdo para dar un margen de dos años para que los magistrados que estén en política y salgan no puedan retomar la actividad hasta entonces, generó inquietud entre los ministros jueces, caso de Margarita Robles, Fernando Grande-Marlaska y Pilar Llop. «Hubo una oposición a que ese pacto fructificase», ha asegurado.

Asimismo, y reeditando las palabras del pasado jueves, González Pons ha esgrimido que la negociación «no estaba cerrada», desmintiendo nuevamente a Sánchez. Quedaba «el tema principal»: el «nuevo sistema de elección» de jueces.

Te puede interesar

Comentar ()