Cataluña | España

El Parlamento Europeo cuestiona el uso de Pegasus contra los líderes independentistas

Oriol Junqueras y Carles Puigdemont denuncian la operación de espionaje contra el independentismo en la sede del Parlamento Europeo

El Parlamento europeo ha hecho público el informe preliminar sobre el uso del spyware Pegasus en la Unión Europea. Un borrador que cuestiona el uso de este programa hecho por el Gobierno para fiscalizar la actividad de dirigentes independentistas y da por buena la denuncia de 65 afectados por ese espionaje, no solo los 18 admitidos por el Gobierno. Y que ha servido al gobierno autonómico para advertir que «el caso Pegasus no está cerrado».

El informe analiza el uso del programa espía en la Unión y dedica menciones especiales a cinco casos: Grecia, Chipre, Hungría y Polonia además de España. En el caso español, se refiere tanto a las infecciones en móviles del presidente Pedro Sánchez y los ministros de Defensa, Margarita Robles, e Interior, Fernando Grande Marlaska, que atribuye a Marruecos, como a los independentistas, atribuido indirectamente al CNI.

El texto elaborado por la liberal neerlandesa Sophie in ‘t Veld cuestiona además el uso del concepto «seguridad nacional» para avalar el uso de Pegasus en el caso de España y reclama una definición europea de ese concepto para avalar este tipo de programarios espías.

Denuncia del independentismo

El informe es todavía un borrador sometido a enmiendas. Probablemente del grupo liberal en primer lugar, por parte de los eurodiputados de Cs. Pero ya ha servido a los independentistas para apuntarse una «victoria» en este ámbito.

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha destacado que la eurocámara «constata que 65 independentistas fueron espiados por España» con el único motivo, según el presidente catalán de «trabajar por la libertad de nuestro país». En una democracia «no se espía al adversario político» añade, y reclama llegar «hasta el fondo de la cuestión por justicia y dignidad política».

Junts no ha tardado en exhibir las conclusiones preliminares del informe para cuestionar las convicciones democráticas del Gobierno de Pedro Sánchez y reclamar una rectificación.

Querella de Aragonès

Paralelamente, la portavoz del Govern ha anunciado que la Audiencia Nacional ha asumido la querella por el espionaje a Pere Aragonès y ha lamentado la «diferencia de velocidades» en la investigación sobre el espionaje a Sánchez, Robles y Marlaska, respecto al presidente de la Generalitat.

«Constatamos que el espionaje político tiene un trato y ritmos diferentes de investigación en función de la persona o gobierno espiados» ha lamentado Patricia Plaja tras recordar que el espionaje a Aragonès se produjo cuando se negociaba el apoyo de Esquerra a la investidura de Pedro Sánchez.

Plaja ha explicado además que con el traslado de la instrucción a la Audiencia Nacional la Generalitat se personará en el caso como acusación particular y parte perjudicada.

La consejera de Acción Exterior, Meritxell Serret, ha reclamado al Gobierno que atienda a las exigencias del informe del Parlamento Europeo. «Seguiremos exigiendo respuestas y asunción de responsabilidades» ha advertido Serret, quien ha insistido en que «el caso Pegasus no está cerrado» para el Govern. «Tampoco para el Parlamento Europeo».

Te puede interesar

Comentar ()