España | Madrid

Los médicos de Madrid rechazan la videoconsulta en las urgencias de Atención Primaria por considerarla "una locura"

Videoconsulta

Videoconsulta

La secretaria general de Amyts, el sindicato mayoritario entre los médicos madrileños, Ángela Hernández, ha rechazado este miércoles la utilización de la videoconsulta en las urgencias extrahospitalarias de Atención Primaria, por considerarla «una locura», y ha reclamado «un marco regulatorio» que ofrezca garantías a los profesionales para emplear la telemedicina. 

El pasado lunes, primer día de la huelga indefinida de médicos de las urgencias extrahospitalarias promovida por Amyts, el Servicio Madrileño de Salud (Sermas) anunció un plan transitorio que mantendrá abiertos los 80 centros de urgencias extrahospitalarias, 46 como puntos fijos que dispondrán de médico, enfermero y celador y los otros 34 con dos enfermeros, celador y equipos para la realización de vídeonconsulta con un facultativo de la misma zona asistencial.

En declaraciones a EFE, Hernández ha detallado que los médicos ya están agrupados en los centros donde se aplicará la teleasistencia y están recibiendo correos electrónicos de la Dirección Técnica de Sistemas de Información, dependiente de la Gerencia Asistencial de Atención Primaria, con dos archivos para especificar cómo van a ser las conexiones entre el profesional médico y el profesional de enfermería, pero en esos mensajes no queda clara cuál es la responsabilidad jurídica que se puede derivar de esas actuaciones. 

En los correos electrónicos, se les comunica que «se ha solicitado el alta de licencias de Zoom» para todos los sanitarios de los 80 puntos de atención continuada (PAC) y se adjunta «una guía básica de ayuda» con los pasos para establecer contacto entre los profesionales de los distintos centros.

La Comunidad de Madrid también ha enviado un documento de ocho páginas en PDF con una guía visual para añadir contactos.

La secretaria general de Amyts ha recordado que en la Mesa Sectorial de Sanidad se abordó un documento sobre el teletrabajo durante la pandemia para facilitar la teleasistencia en segundas consultas, cuando el médico ya conoce al paciente y para dar resultados, pero no se ha desarrollado. 

«La teleasistencia se aplica en cuatro hospitales del grupo Quirón para ahorrarse especialistas. Utilizan a un profesional que está en un hospital para responder a las dudas de los médicos de urgencias, en determinadas especialidades, de los otros tres centros hospitalarios, lo que ya supone una sobrecarga, pero se trata de cuatro hospitales del mismo grupo, donde hay médicos de forma presencial», ha explicado. 

Hernández sostiene que la Consejería de Sanidad ha aprovechado los servicios mínimos de esta huelga, fijados en un 100 %, para dar «una vuelta de tuerca más a los profesionales médicos» que ya habían sido desplazados de los antiguos Servicios de Atención Rural (SAR, ahora integrados en los 80 PAC) a otros dispositivos. 

«La Administración regional les ha comunicado que se anulaba su planificación para los meses de noviembre y diciembre, les ha transmitido que a partir de ahora les notificarán los servicios mínimos de semana en semana y los ha trasladado a otros centros que ahora van a funcionar con vídeollamada«, ha precisado.

Para la secretaria general de Amyts, «la Dirección General de Recursos Humanos del Servicio Madrileño de Salud (Sermas) era consciente de que esto aumentaría la resistencia de los profesionales a este plan, pero aún así ha seguido adelante».

Te puede interesar

Comentar ()