España | Tribunales

Lesiones, omisión del socorro u homicidio: la causa a la que se expone Interior si la Fiscalía ve indicios en los vídeos de Melilla

El Ministerio Público tiene hasta finales de diciembre para archivar sus diligencias o presentar querella, aunque puede solicitar una prórroga si necesita más tiempo para investigar las imágenes de la entrada masiva que acabó con 23 fallecidos

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, durante la presentación del balance de la siniestralidad vial en 2021

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, durante la presentación del balance de la siniestralidad vial en 2021 EFE

La Fiscalía tiene en sus manos un informe de la Comandancia de la Guardia Civil de Melilla para concluir su investigación sobre la tragedia de la ciudad autónoma el pasado junio -el intento de entrada en España de más de dos millares de inmigrantes que acabó con 23 muertos- y decidir si pide abrir una investigación judicial en la que se depuren responsabilidades. En caso de encontrar indicios suficientes, apuntaría a los posibles delitos de lesiones por imprudencia, homicidio imprudente, omisión del deber de socorro o prevaricación.

El Ministerio Público tiene hasta finales de diciembre, aunque puede pedir una ampliación si lo necesita, para concluir sus diligencias de investigación y argumentar si ve indicios para presentar querella contra los responsables del operativo y contra los mandos de Interior a los que vea oportuno dirigir las acciones o, por el contrario, archiva porque no ve motivos para pedir que se abra una causa penal contra nadie.

Este miércoles, la fiscal pidió todo el material videográfico disponible del puesto fronterizo donde se produjo la avalancha después de que la BBC publicara un reportaje con imágenes en poder de testigos en el que se afirmaba que hubo fallecimientos en territorio español y la policía de Marruecos arrastró los cuerpos a su territorio.

Interior emitió una nota informativa en la que avanzó que ya entregó al Ministerio Fiscal «todo el material disponible» en septiembre y ahora la fiscal responsable de la investigación, Beatriz Sánchez, analizará el informe oficial de la comandancia de Melilla que le remitieron la tarde de este jueves.

Fuentes de la Fiscalía aclaran que el requerimiento de todas las imágenes no responde a una desconfianza porque se considere que Interior maneja más material del que ha aportado. La decisión de presentar querella o no, afirman, se tomará con mucha cautela porque se trata de delitos muy graves por los que no se puede acusar a nadie sin pruebas suficientes.

Los denunciantes esperan que sea «proactiva»

Fuentes jurídicas de la asociación Coordinadora de Barrios, que atiende a inmigrantes en Ceuta y Melilla y denunció los hechos ante la Fiscalía y el Defensor del Pueblo, confía en que el Ministerio Público tenga una actitud «proactiva» y quiera investigar los hechos a fondo.

Esperan que la investigación sirva para determinar, entre otros aspectos, si hubo fallecimientos en territorio español y los cuerpos se arrastraron a Marruecos -como publicó la cadena pública británica-, así como si no hubo atención médica a quienes consiguieron entrar en nuestro país, si el despliegue de las fuerzas de seguridad fue insuficiente o si el modo en que se procedió favoreció los factores de peligro.

Poder despejar esos detalles sería determinante, según las citadas fuentes, para concluir si existen indicios de los delitos de lesiones por imprudencia u homicidio imprudente, omisión del deber de socorro o, incluso, prevaricación.

Imágenes del puesto fronterizo y de las cámaras ‘búho’

La asociación, que descarta de momento presentar querella ante un juez de Melilla antes de que lo haga la Fiscalía (si es que lo hace) pone el foco en que la Guardia Civil no ha aportado las imágenes de la cámara de seguridad del puesto fronterizo alegando que el sistema de grabación no se encontraba en funcionamiento en el momento en que se produjo el intento masivo de entrada. Un hecho que les parece extraño teniendo en cuenta que Interior apuntaba a las corrientes migratorias desde Marruecos como un factor de peligro para nuestro país similar al terrorismo.

Para la Coordinadora de Barrios sería muy importante que la Fiscalía cuente también con las imágenes del citado puesto y las de las cámaras nocturnas, denominadas ‘búho’, que se colocan sobre los coches de la Guardia Civil en un operativo de tales características. Consideran que las imágenes del helicóptero y de los drones aportadas por Interior no son suficientes para ver el detalle de lo ocurrido y llegar o no a la conclusión de que existen pruebas suficientes para dirigir la acción contra posibles responsables.

En caso de que se encontraran indicios, ven recorrido a una causa en los tribunales españoles. En último término, no descartan acudir al Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) para denunciar vulneración de derechos fundamentales de las personas que consiguieron entrar en nuestro país. Pero para eso creen que quedan muchos pasos por recorrer en la Justicia española. El primero de todos, la presentación de una querella de la Fiscalía ante un juzgado de Melilla y que en éste se decida abrir una investigación penal.

Te puede interesar

Comentar ()