Los empresarios de la fresa de Huelva se garantizarán la mano de obra necesaria para recoger los frutos en la próxima campaña con un incremento del contingente de temporeras marroquíes del 50 % respecto a este año y un aumento de los jornaleros hondureños ante la imposibilidad de encontrar mano de obra en Andalucía, la comunidad autónoma con mayor tasa de desempleo de todo el país.

Representantes de la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (Asaja), la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA), la Asociación Onubense de Productores y Exportadores de Fresa (Freshuelva) y la Asociación de Citricultores de la Provincia de Huelva regresaron el pasado viernes de Tegucigalpa (Honduras) tras llevar a cabo el proceso de selección de unos 300 trabajadores que se sumarán a los 250 que ya acudieron al tajo en la última campaña. Los emisarios de estas cuatro organizaciones han representado a dos más: Fresón de Palos y Cooperativas Agroalimentarias de Andalucía.

Los productores andaluces de frutos rojos (fresa, frambuesa, arándano y mora) pusieron en marcha la pasada temporada una experiencia piloto con la captación de jornaleros suramericanos -concretamente de Honduras (250) y Ecuador (250)- seleccionados en virtud de los acuerdos bilaterales sobre regulación y ordenación de flujos migratorios que España tiene suscritos con una veintena de países. La gestión colectiva de contrataciones en origen se regula mediante una orden del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, en la que se establece las condiciones para el patrón y el temporero.

Esa mano de obra se sumaba a la aportada por 52.000 españoles, unos 26.000 temporeros procedentes de países del Este de Europa (Rumanía mayoritariamente y Bulgaria), 15.000 subsaharianos y 1o.000 marroquíes. Con las relaciones diplomáticas con España entonces suspendidas tras la decisión del Gobierno de Pedro Sánchez de acoger al líder del Frente Polisario (Brahim Ghali) para ser tratado de covid-19 en un hospital público de Logroño, Rabat no permitió aumentar su contingente.

El escenario ha cambiado un año después. Restablecidas las relaciones entre ambos países, representantes de organizaciones agrarias españolas se desplazarán a final de este mes a Fez, Kenitra y Marrakech para seleccionar a 5.000 jornaleras más, por lo que la aportación marroquí en la próxima campaña será de 15.000 personas. Este volumen de trabajadores se acerca ya al que se registraba antes de la pandemia del coronavirus.

Hondureños esperando a ser entrevistados durante el proceso selectivo llevado a cabo la pasada semana en Tegucigalpa. UPA HUELVA

La otra novedad es que se ha autorizado un incremento en el contingente procedente de Honduras de 300 personas, con lo que la cifra aumentará este año hasta 550. El grupo de Ecuador mantendrá el mismo número tras constatarse que un porcentaje significativo no regresó a su país al término de la prestación laboral: la orden ministerial obliga a volver «de forma inmediata» y a acreditar en el plazo de un mes en la oficina consular de España en su país de residencia que se ha retornado.

Las organizaciones agrarias consiguieron el pasado año que la Dirección General de Migraciones posibilitara la contratación en origen en otros países para poder disponer de las cuadrillas que no encuentran en España, tras acreditar la no disponibilidad de mano de obra nacional. Como cada año al inicio del otoño, el Servicio Andaluz de Empleo (SAE) lanzó una oferta de más de 10.000 puestos de trabajo para la recolección de la fresa en la campaña 2022/2023. «Hemos llamado a los que han dicho que sí y no llega ni a mil respuestas», declara a este diario Manuel Piedra, secretario general de UPA-Huelva y máximo responsable de Movilidad y Políticas Migratorias de esta organización en Andalucía.

La oferta a través del Servicio Andaluz de Empleo ha vuelto a fracasar: se ofrecieron 10.000 puestos de trabajo y no se han cubierto ni 1.000

La campaña de las berries en Huelva arranca a finales de diciembre con la recogida de las variedades más tempranas y, durante los primeros meses, se cubre con mano de obra local. La «tormenta perfecta» -describe Piedra- llega en marzo, cuando coinciden cinco producciones agrícolas (fresa, arándanos, frambuesa, mora y cítricos) y las necesidades de personal en los tajos aumentan de forma notable. Es para ese tramo del año para lo que se buscan jornaleros en otros países.

«Muchos de los españoles que se encuentran hoy en paro están ya fidelizados y en enero o febrero empezarán con sus empresarios en el campo, en cooperativas o en naves de manipulado, por lo que no van a entrar en esta oferta de empleo. También hay mucha gente que deja la agricultura para irse a la hostelería y hay otros que no se apuntan porque no saben qué va a pasar de aquí a marzo. Al final, los resultados son los que son», opina Manuel Piedra.

De acuerdo con la explotación detallada de la Encuesta de Población Activa (EPA) que elabora el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía, la comunidad contaba con 768.300 personas desempleadas (429.500 mujeres y 338.800 hombres) al término del tercer trimestre del año, lo que arroja una tasa del 19 %. En Huelva (43.801, según el dato de paro registrado correspondiente a octubre) se situó en el 17,3 %, la segunda cota más baja tras Málaga (15,9 %).

Condiciones a los emigrantes

Los empresarios corren con los gastos de los pasajes de ida desde Ecuador y Honduras hasta Madrid, el traslado en autobús desde el aeropuerto de Barajas-Adolfo Suárez a Huelva, el alojamiento, la luz y el agua, mientras que los trabajadores tendrán que pagarse el billete aéreo para regresar a sus países. El salario es de 51 euros al día.

Éstas son las condiciones laborales y sociales que, en presencia de representantes del departamento de Migración Laboral e Inclusión Social de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), las organizaciones agrarias españolas han transmitido en Tegucigalpa a los 800 hondureños de zonas rurales que fueron preseleccionados por las autoridades del país centroamericano para ser entrevistados. «Esta incorporación de los técnicos de la OIM es muy relevante, porque este organismo externo dependiente de la ONU verificará que los candidatos quedan informados correctamente sobre sus condiciones laborales y estancia en la provincia», subraya Piedra.

El secretario general de UPA-Huelva ha indicado que el contingente de mano de obra de Suramérica llegará entre finales de enero y principios de febrero -cuando el precio de los billetes esté ligeramente más bajo- y regresará «nunca antes de finales de junio». Una parte de los que vinieron este año se desplazaron posteriormente a otras provincias para la recolección de otros productos agrícolas, prolongando la estancia en España «hasta octubre-noviembre».

Según datos de Freshuelva, la superficie cultivada de frutos rojos en Huelva alcanzó la pasada campaña las 11.740 hectáreas (un 0,95 % más), de las que más de la mitad -exactamente 6.167 (el 52,52 %)- correspondían al producto ‘estrella’: la fresa. El resto eran plantaciones de arándano (3.532 hectáreas), frambuesa (1.902, un 8,10 % menos) y mora (139).