Copa Mundial de Fútbol Qatar 2022 Copa Mundial de Fútbol Qatar 2022

Cataluña | España

Colau se escuda en la falta de Derechos Humanos en Qatar para denegar pantallas para seguir a España

Pancarta de la plataforma Barcelona con la Selección durante el España-Albania de fútbol EFE/Alejandro García

El Ayuntamiento de Barcelona ha vuelto a denegar el permiso para instalar pantallas gigantes en las que seguir los partidos de la selección española de fútbol durante el Mundial de Qatar. La plataforma Barcelona con la Selección confiaba en que el éxito del partido España-Albania serviría para que el gobierno de Ada Colau mostrara más receptividad, pero no ha sido así.

El argumento, esta vez, ha sido el país anfitrión del Mundial, Qatar, y su escasa calidad democrática. «Es un error organizar un evento deportivo mundial, que tiene que promover los valores de la democracia, de la paz y los Derechos Humanos, en una dictadura» fue la respuesta del Ayuntamiento para explicar la negativa, que se confirmó el 28 de octubre.

Tras el nuevo portazo del Consistorio, Barcelona con la Selección ha tenido que recurrir de nuevo a un espacio cerrado, y privado, para convocar a los seguidores de la Roja en la capital catalana. Se trata de un local con aforo para 500 personas desde el que se podrá seguir el España-Alemania, primer partido del equipo de Luis Enrique en Qatar.

Seis años de negativas

No es la primera negativa del Ayuntamiento de Colau. En 2016 el Consistorio denegó el permiso para el partido España-Italia por razones de seguridad y alegando que «dado que la clasificación del Mundial de fútbol es una prueba muy importante, será emitida por televisión y los ciudadanos interesados podrán verla», según la resolución que firmó la responsable de los servicios jurídicos del distrito de L’Eixample.

Eso fue en septiembre. Durante la Eurocopa celebrada ese verano el Ayuntamiento no respondió al primer intento de Barcelona con la Selección. Tampoco hubo pantallas al aire libre para seguir el Mundial de Rusia en julio de 2018, en el partido de octavos de final contra la anfitriona. España fue eliminada en ese partido, y no hubo más peticiones de la plataforma

En 2019, sin embargo, Colau sí permitió la instalación de una pantalla gigante para seguir el juicio al procés. Entonces se trataba de una petición de Òmnium Cultural. La entidad cultural instaló una pantalla gigante en el centro de Barcelona -concretamente en la calle Diputación, junto a su sede- para seguir la declaración de su presidente, Jordi Cuixart, ante el Tribunal Supremo. 

Pese a los reveses con el Ayuntamiento, la plataforma consiguió este año su objetivo inicial: que la selección española absoluta de fútbol regresara a Barcelona. O casi. El estadio del Español en Cornellà acogió el pasado marzo el primer partido de La Roja en 18 años, un amistoso intrascendente deportivamente hablando, que se convirtió en todo un evento.

El RCDE Stadium se llenó hasta la bandera con 35.444 espectadores en un ambiente absolutamente festivo, casi eufórico de hecho, muy poco habitual en partidos de este tipo. Un éxito que no ha servido, de momento, para convencer a Colau. Aunque los responsables de la plataforma están convencidos de que, si España llega a semifinales, la alcaldesa «no podrá con la presión social y tendrá que ceder algún espacio público».

Te puede interesar

Comentar ()