España

Podemos rechaza las medidas de las hipotecas porque "dejan a muchas familias fuera"

Los morados consideran que el pacto "apenas va a reducir la cuota de la hipoteca y casi no toca los beneficios obscenos de la banca" | El objetivo de Moncloa es votar las medidas acordadas hoy en Consejo de Ministros

El portavoz de Podemos en el Congreso, Pablo Echenique.

El portavoz de Podemos en el Congreso, Pablo Echenique. EFE

Podemos no comparte el acuerdo que el Gobierno y la banca cerraron a última hora de este lunes para ayudar a las familias afectadas por la subida del Euribor. Así lo ha evidenciado el portavoz parlamentario de la cuota morada Pablo Echenique horas más tarde, por la mañana. Y aunque el Ejecutivo confirmó este pacto con las entidades bancarias a través de un comunicado, desde Podemos lo tachan de «filtración». «Las medidas que ha filtrado la vicepresidenta Nadia Calviño son voluntarias, apenas van a reducir la cuota de la hipoteca, dejan a muchas familias fuera y casi no tocan los beneficios obscenos de la banca», ha asegurado Echenique. En un claro gesto de oposición a la parte socialista del Gobierno, y en segundo plano al Grupo Socialista, ha añadido que van a seguir «trabajando para limitar las subidas abusivas de verdad» a los ciudadanos.

Moncloa, cuyo objetivo es llevar estas medidas al Consejo de Ministros que hoy celebrará el Gobierno para aprobarlas, dio conocimiento de este acuerdo casi a media noche. Entre otras medidas, el Ministerio de Asuntos Económicos ha acordado una rebaja de los tipos de interés, la ampliación del plazo para amortizar el crédito y mejores condiciones para cambiar de una hipoteca de tipo variable a tipo fijo.

A diferencia de los morados, cuyos ministros, sin embargo no se han posicionado, esta actuación permitirá aliviar la carga hipotecaria a más de un millón de hogares en riesgo de vulnerabilidad o en vulnerabilidad por el incremento del euríbor. Todo ello, «preservando la estabilidad financiera», incide el Ejecutivo en ese comunicado. A pesar de este consenso entre Moncloa y los bancos, aún quedan flecos que cerrar por delante. La negociación se ha llevado acabo con las patronales bancarias, caso de AEB, CECA o UNACC, así como el Banco de España.

Se apuesta también por mejorar el Código de Buenas Prácticas aprobado en 2012, para los deudores hipotecarios en riesgo de vulnerabilidad. Éste se adapta a la realidad económica actual y permitirá a estos deudores adaptar la devolución del préstamo con un interés más bajo. Asimismo, se amplía a dos años el plazo para solicitar la dación en pago de la vivienda y se prevé la posibilidad de otra reestructuración posterior si es necesario. Además, se permite que las familias con rentas inferiores a 25.200 euros y que dediquen la mitad del sueldo al pago de la hipoteca puedan acogerse a ello. Con una carencia de dos años y un tipo menor de interés también menor durante la carencia con un máximo de siete año [Consulta el resto de medidas aquí].

La postura de Podemos queda ligada, no obstante, a que esta cuestión enlaza con una de las principales batallas políticas del partido: La ley de la Vivienda. Ésta, fue aprobada en reunión del Consejo de Ministros a finales de 2021, pero aún sigue paralizada. Su tramitación está bloqueada en el Consejo de los Diputados por varias cuestiones por cerrar. Entre ellas: el tope de los alquileres y el rechazo a los desahucios exprés. Estas dos exigencias no son compartidas por el Grupo Socialista, que considera haber cedido ya bastante a los morados. Ello deja la norma en el cajón, a casi un año de que se convoquen nuevas elecciones.

Te puede interesar

Comentar ()