España

Listas municipales y autonómicas de mayo 2023

Vox aplaza el anuncio de candidatos con Cañizares como mejor situada contra Page

La formación que lidera Santiago Abascal retrasa hasta mediados de diciembre la presentación de sus cabeza de lista autonómicos y descarta que sea por problemas internos o de consenso con las provincias

El presidente de Vox, Santiago Abascal, conversa con la portavoz adjunta del grupo parlamentario, Inés Cañizares, en el Congreso

El presidente de Vox, Santiago Abascal, conversa con la portavoz adjunta del grupo parlamentario, Inés Cañizares, en el Congreso EP

Vox se resiste a anunciar los perfiles que concurrirán en las elecciones autonómicas, así como municipales, del próximo mes de mayo. Este anuncio lleva prorrogándose desde finales de septiembre, cuando la formación que preside Santiago Abascal aseguró que cerraría el proceso de confección «cuanto antes». Es más, desde la sede nacional de Bambú, la dirección del partido fijaba la segunda quincena de noviembre como fecha resolutiva. Pero, a dos días de que se cierre el mes, la cúpula nacional de Vox aplaza el comunicado de los cabezas de lista hasta diciembre. «Vox dijo que antes de diciembre estarían anunciados los candidatos. No hemos llegado diciembre, pueden pasar muchas cosas aún. Estamos en plazo», afirmaba este lunes la portavoz adjunta de Vox en el Congreso de los Diputados, Inés Cañizares.

Fuentes nacionales del partido apuntan que el trámite se alargará en las primeras semanas de diciembre, pero descartan que el proceso vaya a superar los márgenes de Navidad. Y es que como ya anunció Abascal, la idea es que haya suficiente tiempo para que puedan darse a conocer mejor en el territorio. Prevén, incluso, que éste dé el visto bueno a las listas en la próxima reunión del Comité Ejecutivo Nacional (CEN), el máximo órgano de la organización. Y es que el proceso seguido por Vox para refrendar las candidaturas va por rangos. En el caso de las municipales, son los presidentes provinciales quien deciden tras consultar con las coordinadoras locales. En lo que respecta a las regionales, cada presidencia provincial fija los nombres en las listas; estas pasan por el secretario general para aceptarlas o retocarlas, y, en última instancia es el CEN quién lo refrenda.

Desde Vox justifican la extensión de los plazos a la necesidad de dejar todo bien estructurado de cara a los comicios y la campaña electoral, y descartan que tenga que ver con problemas de logística o internos que están atravesando algunos territorios, caso del aparato en Alicante, concretamente en la Vega Baja, o en Ciudad Real capital. En ambos territorios han dimitido sus coordinadores generales por «desavenencias» con sus superiores provinciales y en la zona sur alicantina no se descartan fugas en masa que impidan contar con tejido político. «No hay problemas, tenemos mucha gente buenísima», insisten las mismas fuentes.

Así lo recalcan desde Bambú pese a que a Vox, además, le va a costar cerrar numerosas listas a nivel local -algo que también ocurrirá a Unidas Podemos y Cs- por la falta de implantación territorial y la ausencia de candidatos suficientes. Es algo de lo que alertan ‘casas’ demoscópicas como GAD3, que, no obstante, augura un aumento de dos puntos de los de Abascal en su último sondeo municipal que engloba el conjunto de voto total: del 3,7% al 5,8%. Tampoco es algo novedoso, de hecho en los anteriores comicios del 26 de mayo de 2019, Vox concurrió a locales y autonómicas bajo mínimos y con escasez de cuadros.

La candidatura Ortega Smith para el Ayuntamiento de Madrid es la única cerrada. Otros perfiles como Inés Cañizares, entran en todas las quinielas para las Cortes de Castilla-La Mancha

Por este motivo, Vox ha fijado su atención en zonas geográficas muy concretas que le permitan ganar algo de peso de cara a las próximas generales. El deseo de Abascal y los suyos es tener representación y, al menos, poder condicionar los futuros ejecutivos de las capitales de provincia más importante, caso de Valencia, Sevilla, Toledo y Madrid. Genera revuelto territorial que la única candidatura confirmada hasta el momento sea la del exsecretario general Javier Ortega Smith en el feudo madrileño, adelantada tras su relevo por Ignacio Garriga, quien ejerce ahora la labor de confección. Y es que hay notables representantes de Vox que aún no saben si repetirán en los próximos comicios, serán relegados a puestos inferiores, o serán remplazados definitivamente.

Un posible vuelco hacia el PP, en manos de Cañizares

Vox ha fiado sus próximos escenarios de presión al PP en Valencia, Murcia y Castilla-La Mancha. La primera encuesta oficial publicada sobre el contexto político regional, llega en un momento comprometido para el presidente socialista Emiliano García-Page, después de que el PSOE nacional haya impulsado la derogación, junto a Unidas Podemos, del delito de sedición para remplazarlo por otro de desobediencia pública agravada. Según aprecia SigmaDos, García-Page, que junto al barón aragonés Javier Lambán se ha opuesto a esta modificación del Código Penal, estaría en una horquilla de entre 16 y 17 escaños, suponiendo esta última cifra la mayoría absoluta. Frente a él, el popular Paco Núñez (14-15) tendría la posibilidad de sumar una alternativa con el apoyo de Vox, que lograría dos parlamentarios. Se prevé que todo dependerá de un escaño.

A Cañizares no le disgusta la idea, y su ‘aterrizaje’ sería más comprensible que el de Olona en Andalucía

Cañizares es licenciada en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad de Castilla-La Mancha y máster en especialización superior en Auditoría Contable Económica y Financiera. Entró al Congreso de los Diputados en las últimas elecciones y, desde entonces, ha escalado posiciones hasta tomar el relevo a Macarena Olona como portavoz adjunta a Iván Espinosa de los Monteros. Y desde junio, es uno de los rostros públicos más conocidos de Vox. Es por ello, que internamente, las quinielas las sitúan al frente de la lista por Toledo, en detrimento del excandidato y presidente de Vox en la provincia Daniel Arias. Incluso por encima de dos hombres fuertes de Abascal: los diputados por Ciudad Real y Guadalajara Ricardo Chamorro y Ángel López, jefe de gabinete del presidente nacional, del que el líder no estaría dispuesto a prescindir.

Según ha podido saber El Independiente, a Cañizares no le disgustaría la idea de liderar la candidatura de su región. Es más, su ‘aterrizaje’ sería más comprensible que el de Olona en las pasadas elecciones andaluzas, aunque se trate de una candidata ‘paracaidista’ para dar un golpe de efecto. Sin embargo, de producirse esa marcha, el Grupo Vox en la cámara baja vería otra vez huérfano un puesto relevante. Un inconveniente que no convencería al portavoz Espinosa de los Monteros. Otra posibilidad es que se siga la dinámica de Castilla y León y optar por un perfil discreto como lo era Juan García-Gallardo. Y es que como respalda la formación, «la gente vota la marca, no el candidato cuando vota por Vox».

Previsiblemente, igualmente repetirá Rocío Monasterio en la Comunidad de Madrid, bajo el objetivo de ser esencial, de nuevo, para condicionar un tercer mandato de Isabel Díaz Ayuso. En duda queda si habrá relevo en la Comunidad Valenciana, el de José María Llanos por Ana Vega; y si José Ángel Antelo lo hará en Murcia después de que la Justicia declarara nulo el proceso de primarias que lo nombró presidente regional.

Te puede interesar

Comentar ()