España

Carmen Calvo abrió la puerta a escuchar a expertos en el trámite de la Ley Trans frente a las prisas de Montero

El Partido Popular va a presionar para que comparezcan en el Congreso organizaciones feministas y psicólogos infantiles

La presidenta de la Comisión de Igualdad en el Congreso de los Diputados y exvicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo Europa Press

La presidenta de la comisión de Igualdad del Congreso y ex vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, se comprometió a escuchar a expertos y organizaciones feministas durante la tramitación parlamentaria de la Ley Trans, lo que fue interpretado por Podemos como una maniobra dilatoria más ante un texto que genera rechazo en amplios sectores socialistas. El compromiso arrancó ya hace unas semanas en una reunión de la mesa de la comisión y de la junta de portavoces, que se celebran a puerta cerrada, según ha podido saber El Independiente de fuentes parlamentarias.

«Tenemos el compromiso por parte de la presidenta de la comisión de que habrá comparecencias», confirman fuentes parlamentarias de dos Grupos con representación en la Cámara Baja, aunque la anómala situación creada en torno a la ley, con la convocatoria de la ponencia este miércoles, les ha dejado fuera de juego. Lo habitual es que esas comparecencias se produzcan «antes de las reuniones de la ponencia, pero después de haber cerrado las enmiendas». Sin embargo, este lunes Calvo, en una maniobra sorpresiva y sin que haya acuerdo sobre las enmiendas, convocó la ponencia en lo que se interpreta como un desafío a Podemos.

El PP va a presionar para que se escuche a organizaciones feministas y psicólogos

Niegan las fuentes parlamentarias consultadas que la apertura de un plazo de comparecencias para opinar sobre el texto de la ley en una cuestión tan capital, por afectar de derechos, necesariamente retrasara la tramitación de la ley, aunque se da por descontado la imposibilidad de aprobarla ante de finales de este año, tal y como quería Montero.

Explican en este caso fuentes populares que en la controvertida ley de consentimiento sexual «hubo comparecencias antes de la reuniones de la ponencia pero después de haber cerrado las enmiendas y se ventilaron en dos días.» Se celebraron dos largas sesiones un jueves y un viernes. El mismo modelo se utilizó en la ley de Bienestar Animal, que también ha enmendado el PSOE. «No es la manera de tratar estos temas, pero como mínimo, queremos que eso se haga. A ver qué podemos conseguir, vamos a presionar», dicen desde el PP.

De hecho, los populares han registrado la solicitud de comparecencias «de personas que creemos que hay que escuchar antes de tomar ninguna decisión sobre las enmiendas y es a lo que estamos esperando».

En ese listado hay psiquiatras infantojuveniles y médicos «que son los que están absolutamente horrorizados de lo que puede ocurrir con el tema de los menores«. «Lo que pase con los adultos nos preocupa menos porque cada uno es libre de tomar las decisiones que crea, pero en los menores sí nos preocupa que se les permita tomar decisiones a una edad temprana en la que todos los médicos nos dicen que no tienen la madurez necesaria», aducen.

Gran Bretaña ha dado un paso atrás

Recuerdan que en países como Gran Bretaña, pero no sólo, «han tenido leyes como esta y han dado marcha atrás. Están revisando todo lo ocurrido». Aunque en los menores no se dan casos de intervenciones quirúrgicas los tratamientos hormonales «son reversibles hasta cierto punto» y «los cambios físicos, en un contexto como en el que vivimos ahora, pueden identificarse como disforia de genero cuando no lo son en absoluto».

Esta es la tesis que también mantiene la Plataforma Contra el borrado de las Mujeres, muy activa con el tema de los menores y de la autodeterminación de género y que considera las enmiendas del PSOE «insuficientes e inutiles». También han pedido su comparecencia para que expresen las objeciones que tienen a la ley, ya bastante clarificadoras en el propio nombre de esta plataforma. Admiten los medios consultados que «el debate se va a quedar en una mera cuestión formal, pero nosotros en ese caso, aún no pudiendo hacer mucho más que eso, nos parece importante que se haga».

De hecho, el ministerio de Montero y Podemos querían tramitar el texto «cuanto antes y a toda prisa», en mitad de lo que califican como «furor legislativo», y ni siquiera quería que se avocase a pleno, esto es, que la ley no se debatiera ante el conjunto de sus señorías.

Reunión de la ponencia

Este miércoles se reúne en el Congreso la ponencia de la Comisión de Igualdad para intentar llegar a un acuerdo en torno a la conocida como Ley Trans una vez que el Grupo Socialista se ha negado a cambiar sus enmiendas a un texto muy cuestionado por un amplio sector del PSOE. Fuentes del Grupo Socialista señalan a El Independiente que, al menos por ahora, no se ha decidido nada respecto a la petición de comparecencias por su parte.

La decisión de reunir la ponencia la tomó Calvo en mitad de la encendida polémica que se suscitó este lunes una vez que la ministra de Igualdad, Irene Montero, admitió la existencia de diferencias irreconciliables en el seno del Ejecutivo que en las últimas horas no han hecho más que incrementarse.

Comentar ()