España

La detención de película del Lute de Cádiz: diez años viviendo en el monte tras huir de la cárcel

Imagen del vehículo calcinado

Imagen del vehículo calcinado EP

La Guardia Civil ha detenido en Benamahoma, en la sierra de Cádiz, a un delincuente apodado el Lute porque desde hace una década, cuando huyó para no ser detenido, vivía en el monte de la localidad, después de que agrediera con un palo y un machete a dos agentes de Medio Ambiente e incendiara su coche.

La agresión, según ha relatado hoy la Guardia Civil en una nota de prensa, se produjo después de que a las 18.00 horas de ayer dos agentes de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía que prestan servicio en la zona, acudieran al arroyo de Benamahoma, cerca de la entrada de la localidad. 

Los agentes sospechaban que el Lute, que vivía de forma «ilegal» en una finca cercana al arroyo, había practicado en el caudal «una serie de irregularidades» para bloquear el curso legal del arroyo «en beneficio propio» y se habían acercado para arreglar la situación lo antes posible para evitar «posibles catástrofes medioambientales» con las lluvias.

Según ha relatado en un comunicado la Asociación de Agentes de Medio Ambiente, «sin mediar interacción previa ni motivo alguno» el Lute, conocido por ser una persona conflictiva que atemorizaba a pastores y senderistas, se acercó a ellos insultándoles para que se marcharan del lugar y golpeándoles con un palo contundente. 

Los agentes intentaron repeler el ataque, pero cuando vieron que el hombre esgrimía un machete de grandes dimensiones y les amenazaba de muerte y, conociendo sus antecedentes de agresividad indiscriminada, optaron por abandonar el lugar para salvaguardar su integridad física.

Aprovechando el momento, el hombre prendió fuego al vehículo oficial de Medio Ambiente, que quedó completamente calcinado.

Agentes de la Guardia Civil de Seguridad Ciudadana de El Bosque que fueron alertados organizaron un dispositivo policial y , finalmente localizaron y detuvieron al Lute en la finca en la que habita actualmente de forma ilegal.

El Lute se «echó al monte» hace una década, en abril de 2011 para eludir una orden de detención, según ha explicado la Guardia Civil. 

La Asociación de Agentes de Medio Ambiente ha explicado que vivía en la sierra gaditana para esconderse tras haberse fugado de la cárcel.

En el comunicado tras lo que califican de «brutal agresión», la asociación ha explicado que «por suerte» los agentes iban en pareja «aunque no suele ser lo común por la falta de efectivos».

«Cada vez somos menos, lo que obliga a servicios en solitario, aislados, con emisoras obsoletas y sin cobertura en muchas ocasiones. El cuerpo de Agentes de Medio Ambiente tampoco cuenta con medios de protección o defensa, ni dispositivos que permitan la defensa jurídica de nuestras actuaciones», afirman.

Añaden que esta asociación ha denunciado esta situación «en reiteradas ocasiones» pero sólo ha recibido «buenas palabras por parte de la administración». «Estamos completamente a merced de cualquier agresor violento», concluyen.

Te puede interesar

Comentar ()