España

Batalla en la Puerta del Sol entre Díaz Ayuso y Mercedes González a cuenta de la Constitución y Sánchez

Mercedes González y Díaz Ayuso, en el centro durante el homenaje de la Comunidad de Madrid a la Constitución.

Mercedes González y Díaz Ayuso, en el centro durante el homenaje de la Comunidad de Madrid a la Constitución. EP

La presidenta de la Comunidad de Madrid y la delegada del Gobierno han protagonizado este viernes un choque con el telón de fondo del 44 aniversario de la Constitución y las últimas cesiones de Pedro Sánchez a los partidos independentistas con los que ha sacado adelante sus Presupuestos Generales del Estado. En dos discursos diametralmente opuestos, Isabel Díaz Ayuso y Mercedes González han discrepado sobre el cumplimiento de la Carta Magna, la lealtad constitucional y el clima de crispación y polarización, entre otras cuestiones.

Así, mientras Ayuso ha alertado de que la Constitución «nunca antes se había visto tan amenazada como ahora», González ha apelado a que «no se rompe España porque se cumplan los estatutos y se avance en la España autonómica. Eso fortalece la estructura territorial y, por tanto, fortalece al Estado. El discurso de la fractura es vacío intelectualmente».

La baronesa popular ha destacado que «no hace mucho que acabaron ganando los desleales. Fue cuando la ‘España fiel’ -término que ha repetido varias veces- la España que no usa la violencia, vio perpleja cómo la deslealtad, incluso el delito, se premiaba. ¿Hasta cuándo la ‘España fiel’ deberá soportar a los que no la aman y son puro resentimiento?».

Díaz Ayuso ha acuñado varias veces el término «la España fiel»

Por su parte, González, -quien estaba llamada a ser la candidata socialista al ayuntamiento de Madrid hasta que Sánchez decidió apartarla– ha apelado a que «los consensos son indispensables. Sin ellos no hubiera sido posible ni la Constitución ni los Pactos de la Moncloa. El consenso y el diálogo hace que la política sea un servicio útil y no para imponer visiones excluyentes», ha proclamado.

También han mostrado sus profundas discrepancias a la hora de incorporar a sus respectivas intervenciones alusiones a los órganos constitucionales. «Este es el momento de reforzar las instituciones como el Tribunal Constitucional, el Tribunal Supremo y el CGPJ y para eso es indispensable recuperar la confianza en ellas y mantener su independencia», ha defendido Ayuso. Pero para González el problema es que, «lamentablemente, en nuestro país no hay consensos constitucionales como hemos visto para el CGPJ y el Constitucional. Las trabas no son ejemplares. Dejan la sensación de que la Constitución solo se coge la parte que más interesa o se usa con radicalismo contra el adversario».

La delegada del Gobierno en Madrid ha salido en defensa de la exhumación del dictador Franco del Valle de los Caídos por la que, según el propio Sánchez, pasará a la historia . El Gobierno «puso fin a su culto en un monumento nacional igual que la Ley de Memoria Democrática puso fin a su exaltación», ha dicho. Y tras un tirón de orejas por la situación de la sanidad madrileña, se ha quejado del clima parlamentario, de la utilización del «odio como forma de diferenciación política» y de las «cacerías políticas o las fabulaciones inmorales de algunos medios de comunicación», sin concretar a qué se refería.

Además Ayuso ha exhortado a Sánchez, en alusión a ERC y a Bildu, a que deje «de premiar la deslealtad. Es hora de escuchar a los que construyen y no destruyen, a la España fiel. No se pueda pagar a los que dejaron de matar. Vamos a defender nuestra Constitución cueste lo que cueste frente a separatistas y populistas que vulneran y asaltan las instituciones», al tiempo que ha considerado que «en lo federal está le germen de la destrucción y la soberanía nacional». Discurso que ha jalonado con un «viva la Constitución, viva el Rey y viva España»

Ausencia de Reyes Maroto

La celebración del Día de la Constitución en Sol fue una tradición que inició Esperanza Aguirre también con vocación de confrontar con el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. Esta vez la máxima representación del Ejecutivo central ha sido el secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, Rafael Simancas. Por no ir no lo ha hecho ni la candidata del PSOE a la alcaldía de Madrid, Reyes Maroto, que ha viajado a Sevilla para visitar una planta de Renault.

Te puede interesar

Comentar ()