España

Odón Elorza criticó la reforma de la malversación en una reunión interna del PSOE pero votará a favor

El diputado socialista Odón Elorza, en el Congreso de los Diputados.

El diputado socialista Odón Elorza, en el Congreso de los Diputados. EUROPA PRESS

El diputado del PSOE por Guipúzcoa Odón Elorza ha trasladado a sus compañeros del Grupo Socialista en el Congreso su malestar por la celeridad y la falta de debate interno con la que a su juicio se ha acometido la supresión del delito de sedición y especialmente la reforma del de malversación, una estrategia que achaca a Moncloa y que cree que puede tener un coste electoral para el partido porque, además, se ha hecho coincidir en el tiempo con la tramitación de los Presupuestos Generales del Estado.

Elorza expuso su parecer en la reunión interna del PSOE que tuvo lugar en el Congreso coincidiendo con el debate en comisión de la proposición de ley con la que se ha reformado el Código Penal, una operación con la que, en su opinión, el Gobierno ha dado munición a la derecha en un momento en el que debería haberse centrado en vender las virtudes de las cuentas que ha logrado aprobar para el año que viene.

En todo caso, el diputado guipuzcoano tiene claro que va a apoyar la reforma penal que se vota este jueves en el Pleno del Congreso y en ningún momento se ha planteado desmarcarse. Lo que censura principalmente son las formas empleadas.

Según han explicado a Europa Press asistentes a la citada reunión, el exalcalde de San Sebastián tomó la palabra para denunciar que un partido defensor de calidad democrática haya optado por la vía de la proposición de ley para retocar alto tan delicado como el Código Penal, y que lo haya hecho, además, en tiempo récord y vía enmiendas, incurriendo en mecanismos que los propios socialistas han criticado cuando los ha usado el PP.

El diputado denunció expresamente la estrategia dirigida desde Moncloa y, en concreto, que se ha trasladado la impresión de que el Gobierno ha ido siempre por detrás de ERC, suprimiendo primero la sedición y pactando después con los independentistas una enmienda transaccional para reformar la malversación.

Elorza entiende que había que llegar a acuerdos en esta materia y no eternizarse, pero reprocha a la dirección del partido que no haya sabido manejar los tiempos. Según su lectura, han sido los socialistas los que se han adaptado a los tiempos que marcaban sus socios y no la los más convenientes para el PSOE.

Y todo ello, dijo, vinculado a la tramitación de los Presupuestos Generales del Estado. A su entender, el Gobierno ha desaprovechado la ocasión para poner en valor esas cuentas, las medidas con las que se está logrando contener la inflación y el denominado escudo social, en un momento en el que, según su análisis, se han puesto en cuestión las recetas económicas y fiscales del líder del PP, Alberto Núñez Feijóo.

Elorza también criticó que, para colmo, el Gobierno no dejara todo bien ‘amarrado’ con sus socios como, a su juicio, demuestra que los de Oriol Junqueras hayan reaccionado inmediatamente de forma «desleal», poniendo de nuevo sobre la mesa sus condiciones para un referéndum de autodeterminación. Además, puso en duda que la reforma de la malversación se vaya a contribuir a la mejora de la situación en Cataluña y a calmar definitivamente a los independentistas, especialmente a Junts.

Como en ocasiones anteriores, el diputado vasco también se quejó por la falta de debate en el seno del Grupo Socialista, convencido de que no se pueden dejar todo al albur de las decisiones que tome Moncloa, sobre todo cuando se tratan temas que pueden no salirle gratis electoralmente al PSOE.

Elorza fue el único que habló de este asunto en la reunión del Grupo Socialista. Sólo el diputado por Burgos Agustín Zamarreño tomó la palabra para defender de manera genérica la necesidad de fomentar la reflexión y el debate interno.

Te puede interesar

Comentar ()