Cataluña | España

Aragonès responde a Sánchez que "no renunciaremos" al referéndum de independencia

Pere Aragonès preside la reunión del gobierno catalán Rubén Moreno

Apenas unas horas ha tardado el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, en corregir al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Si Sánchez aseguraba anoche que «el procés ha acabado» con la reforma del Código Penal, Aragonès ha advertido este viernes que ERC no renuncia a la celebración de un referéndum de independencia y esa será la siguiente fase de la mesa de diálogo. La de Pedro Sánchez «es una opinión importante pero no va a lograr que renuncie a mis convicciones» ha advertido Aragonès al ser preguntado, en una entrevista en la Ser, por las declaraciones del presidente español.

El catalán ha insistido en que su objetivo es un referéndum de independencia «pactado con el Estado y reconocido por la comunidad internacional». Un referéndum para el que propone «llegar a un acuerdo que primero será político y después tenemos que trabajar las vías jurídicas».

Esto es, el hecho de que la Constitución imposibilita la celebración de esa consulta. «Si el problema es la reforma de la Constitución, y no la voluntad política, abordémosla».

«El hecho es que no vamos a renunciar a nuestras convicciones, si piensan que hemos renunciado a lo que somos, es que no entienden lo que pasa en Cataluña» ha advertido Aragonès ante la insistencia tanto de Sánchez como del líder del PSC, Salvador Illa, en el sentido de que seguirán insistiendo en el referéndum de independencia.

Un objetivo que el dirigente republicano no ha desvinculado de una futura investidura de Sánchez. «Somos independentistas y todas las oportunidades que tengamos para avanzar en este sentido las vamos a aprovechar, es nuestra obligación» ha advertido al ser preguntado por esta cuestión.

Reforma del Código Penal

En este contexto, Aragonès ha evitado desautorizar al presidente del partido, Oriol Junqueras, quien esta semana mantenía viva la opción de la vía unilateral. Pero ha insistido en que «yo como president tengo responsabilidad de continuar este proceso que hemos iniciado y que ha comportado mejoras».

Aragonès ha defendido además en la «mejora» que supone para ERC la reforma del Código Penal aprobada ayer en el Congreso, y ha reconocido que la modificación del delito de malversación supone una mejora para los independentistas.

En este sentido, ha utilizado los indultos para descalificar las condenas por malversación a los líderes del procés. La sentencia del Tribunal Supremo sobre los hechos de 2017 «es desproporcionada y con muchas debilidades» ha argumentado, concluyendo que el Supremo «aplicó criterios tan contrarios a la lógica que de hecho ha habido indultos».

No al tripartito

El dirigente republicano sí ha descartado la reedición de un gobierno tripartito en la Generalitat junto a PSC y Comunes. «No está encima de la mesa» ha asegurado Aragonès, pese a reclamar el apoyo de los socialistas para aprobar los próximos presupuestos de la Generalitat.

«Defendemos modelos opuestos» ha argumentado en referencia al PSC, señalando que su prioridad es la independencia de Cataluña, lo que dificulta una coalición del gobierno con el partido de Salvador Illa. Aragonès ha cuestionado también a sus ex socios de Junts, a los que ha recriminado que «se equivocan de adversario y del contexto».

Te puede interesar

Comentar ()