Este martes se ha anunciado que el Gobierno suprime el IVA de los alimentos básicos durante seis meses y baja del 10% al 5% los impuestos a otros productos, como el aceite y la pasta. Una medida contra la que se posicionó en contra hace apenas unos días Yolanda Díaz, Vicepresidenta Segunda del Gobierno y Ministra de Trabajo y Economía Social.

«Hay una propuesta en el aire. La ha hecho Alberto Núñez Feijóo, que siempre lo arregla todo bajando impuestos. Él dice que para atender no a las familias españolas, sino a los vulnerables, lo que hay que hacer es bajarle el IVA a los productos de nuestro país», explicaba Díaz en un acto público en Zaragoza el pasado 17 de diciembre.

«Pues bien, quiero ser clara. Bajar el IVA en un país en el que gran parte de sus alimentos básicos ya tiene el IVA hiper reducido solo beneficia a una parte. ¿Sabéis a quién? A las grandes distribuidoras, que no harán más que ensanchar sus márgenes empresariales. Así no arreglaríamos la crisis alimentaria de nuestro país. No es casual que lo pida el PP y las grandes distribuidoras», criticaba recientemente la vicepresidenta.

Dos días después, el 19 de diciembre, Díaz reiteró que estaba en contra una de una rebaja generalizada del IVA de los alimentos durante la presentación del informe de los expertos para determinar la subida del salario mínimo interprofesional (SMI) en 2023. Aunque ese día sí se mostró a favor de bajarlo en determinados productos alimenticios, como por ejemplo el pescado.

Este martes el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se ha reunido con Díaz para cerrar los últimos detalles del tercer decreto anticrisis. Entre las medidas aprobadas estaban algunas como un cheque de ayuda para la compra, un tope del 2% para la subida de alquileres o la bajada del IVA de los alimentos. A través de su cuenta de Twitter, Díaz ha querido anunciar los cambios que trae el nuevo decreto, y ha asegurado que «este Gobierno va a seguir cuidando a la gente y trabajando por el bien común».