Cataluña | España

El barómetro municipal suspende a Ada Colau a las puertas de las elecciones

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau (en la imagen), interviene durante un acto en Barcelona.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. EFE

Barcelona ha empeorado para el 66,4% de sus vecinos y la gestión del gobierno municipal es «mala o muy mala» para el 50,4%. Los resultados del último barómetro municipal previo a las elecciones municipales del 28 de mayo suspenden al gobierno de Ada Colau y el socialista Jaume Collboni. La encuesta municipal, realizada entre el 16 y el 25 de noviembre, no contiene preguntas sobre la intención de voto por ser la última antes de elecciones, pero supone un varapalo para la gestión del equipo actual.

Así, la mitad de los barceloneses suspende la gestión municipal, frente al 35% que la considera buena y un 11,% regular. Se trata del peor resultado del histórico de sondeos municipales, una nota que empeora en 3 puntos respecto al anterior sondeo, cuando el 47% suspendía al gobierno local.

Elecciones competidas

Malas noticias para Ada Colau; también para su socio, el socialista Jaume Collboni, que se enfrentan a unas elecciones fuertemente polarizadas el próximo mayo. Todas las encuestas muestran un resultado muy ajustado entre ERC, que ganó los últimos comicios, PSC y Colau, a los que ahora se acerca Junts con la designación de Xavier Trias como candidato.

Además, la percepción sobre la evolución de la ciudad en el último año es sustancialmente peor que la percepción respecto a la progresión de Cataluña y España. El 66,4% cree que Barcelona ha empeorado este 2022, por un 50,9% en el caso de Cataluña y el 52% en el de España. Sin embargo, el 53,6% confía en que Barcelona mejore en el futuro.

De hecho, la gestión municipal es el cuarto problema de la ciudad cuando se pregunta a los vecinos por sus principales preocupaciones en respuesta abierta. También se impone la percepción negativa sobre la evolución económica de la capital catalana.

Inseguridad y limpieza, principales problemas

Por otro lado, la inseguridad y la limpieza se mantienen como las principales preocupaciones de los barceloneses. De hecho, uno de cada cuatro barceloneses señalan la seguridad como el principal problema de la ciudad, pese a los refuerzos en Mossos y Guardia Urbana en los que se escudan Ayuntamiento y Generalitat.

Tampoco ha funcionado la nueva subcontrata de limpieza, en la que Colau confiaba para revertir las quejas sobre este ámbito de la gestión municipal. El 15,8% de los consultados sigue señalando este aspecto como el principal problema, lo que lo sitúa en segundo lugar.

El acceso a la vivienda (7,6%) es el tercer problema, con la gestión municipal (6,6%) en cuarto. Lejos queda el turismo, que se situaba entre las principales preocupaciones cuando Colau llegó al poder hace casi ocho años.

Te puede interesar

Comentar ()