La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha sostenido este jueves que «se están devolviendo los primeros favores» y se verán cosas que «helarán la sangre a lo largo de estos meses».

Así ha respondido la dirigente madrileña a los periodistas en el foro Spain Investors Day, en el Hotel Ritz, preguntada por la decisión del magistrado del Tribunal Supremo (TS) Pablo Llarena de eliminar el delito de sedición del procesamiento contra el expresidente catalán Carles Puigdemont pero mantener los delitos de desobediencia y malversación.

«Esta es una de las primeras contrapartidas de todo lo que durante años el Gobierno de Sánchez ha estado pactando a espaldas de toda España», ha sostenido la dirigente madrileña, quien además ha señalado que «de aquí a poco ya está el camino hecho hacia la independencia ilegal de Cataluña». Se verá, según ha trasladado, «a través de consultas, de falsas urnas de cartón, de tensiones en la calle donde todos los delitos quedarán impunes».

Considera que el problema que se ha tenido en Cataluña «en los últimos años» se ha «agravado mucho más todavía», «patrocinado» por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez y por su afán de intentar mover» al líder del PSC, Salvador Illa, en Cataluña e intentar llevar a esta autonomía «a un lugar a ninguna parte» y «trasladar la tensión de esta comunidad al resto de España».