Cataluña | España

Puigdemont lidera una campaña contra Google por responder en español

Carles Puigdemont, durante la protesta en Bruselas contra la setencia del 'procés'. EFE

«Estimado Google: mi lengua principal es el catalán. Me sorprende ver que en mis búsquedas recibo links en español sobre artículos en catalán. ¿Lo podrían corregir?». Este mensaje dirigido a la cuenta principal de Google se ha hecho viral en las últimas horas en las redes catalanas. Un mensaje que, paradójicamente, ha sido reproducido mayoritariamente en inglés.

La movilización en redes, impulsada por Carles Puigdemont, exige al gigante estadounidense más respeto por el catalán dentro de la campaña impulsada por el nacionalismo para no ceder espacios al castellano.

La presidenta de Junts, Laura Borràs, su secretario general, Jordi Turull, los ex consejeros Jordi Puigneró y Violant Cervera y otros dirigentes del partido como Josep Rull o Joan Canadell se han sumado en las últimas horas a las quejas en Twitter. Junto a ellos, numerosos simpatizantes de Junts y la causa independentista han ayudado a hacer viral la campaña.

Tanto, que también ha llegado los memes a la red, principalmente desde perfiles contrarios al independentismo. «Chúpame las bolas y canta conmigo» le espeta un usuario para reproducir a continuación una popular canción infantil en catalán.

Pese a ello, las presiones independentistas han conseguido ya respuesta de Google, en concreto al impulsor de la Viquipedia en catalán, Alex Hinojo. «Aún estamos mirando cómo mejorar cosas, como ayudar a los publicadores a que entiendan mejor como usar nuestra guía de contenido multilingüe» señalan en su perfil oficial los responsables del buscador.

Algoritmo contra el catalán

Más allá de la campaña viral, el independentismo denuncia que el algoritmo de Google discrimina al catalán. El último cambio en el algoritmo invisibiliza el catalán, advierten alertados los defensores del catalán, al ofrecer links a contenidos en español ante consultas en catalán.

Cuando una página está disponible en catalán o castellano, la versión catalana aparece por debajo de la española o subordinada a esta, incluso en aquellos casos en los que el usuario ha especificado el catalán en sus preferencias. Esto favorece más accesos a las páginas en español. El cambio se ha hecho más visible en Google porque es el buscador más utilizado, pero afecta también a otros motores de búsqueda, advierten los defensores del catalán.

El resultado es que el contenido en catalán pierde visibilidad en las redes, pese a que se continua publicando en esta lengua. Temen además que este esta situación genere cada vez mayor tráfico hacia las web en catalán, marginando los contenidos en esta lengua.

Bandera política

Con la crisis estratégica del procés independentista, el catalán ha vuelto a convertirse en la bandera política más popular para los nacionalistas. Una batalla en la que ERC había tomado ventaja con los pactos sobre la lengua con los socialistas, que han evitado el recurso del Gobierno a las leyes contra el 25% de castellano en la escuela.

Ahora, Junts busca capitalizar la batalla por el catalán en las redes, un espacio en el que el partido de Puigdemont se encuentra especialmente cómodo. No es la primera vez que los activistas por la lengua se alzan contra las grandes multinacionales de la red. El pasado verano su objetivo fue Twitter, compañía a la que reclamaron que su asistente tuviera una versión en catalán.

Te puede interesar

Comentar ()