España

Sumar avanza hacia su primer cónclave orgánico

Los socios de Yolanda Díaz avisan de que no se diluirán en Sumar tras su implantación territorial

La pugna con Podemos que se perfila en Galicia y País Vasco ha puesto en alerta a los comunes, Compromís o Más Madrid | Defienden su autonomía entienden que Sumar debería integrarse en sus listas en futuros comicios regionales

Yolanda Díaz, líder de Sumar, en el Congreso junto a la portavoz Marta Lois (i) y la vicepresidenta tercera de la Mesa, Ester Gil (d) EFE/ Juan Carlos Hidalgo

La tensión entre el Movimiento Sumar y Podemos ha hecho que el resto de socios integrados en la confluencia electoral del Congreso, Sumar, reivindiquen su autonomía en sus territorios de origen. Es el caso de partidos como Catalunya en Comú, Compromís o Más Madrid, A diferencia de la cámara baja, donde estas fuerzas se definen como 'patas de apoyo' de Yolanda Díaz, éstas entienden que los objetivos regionales y locales de Sumar deben hacerse a través ellas, por mucho que terminen consolidándose los magentas de manera autónoma. Y es que el amago de nueva pugna en Galicia y País Vasco con Podemos de cara a los comicios autonómicos del próximo año, ajenos al ciclo electoral cerrado, ha puesto en alerta a las organizaciones regionalistas.

Renovado ya el Gobierno de coalición, objetivo prioritario de Díaz y los suyos, y sin cuota morada dentro, Sumar afronta el primer trimestre de 2024 con varias metas orgánicas. La principal, entre finales de febrero y principios de marzo, es la de armarse internamente vía Asamblea de partido. Hacer un cónclave donde fijar los equilibrios internos así como la cúpula de dirección y el comité de garantías, para poder, posteriormente, abordar la expansión autonómica. La marca magenta ya ha registrado el movimiento en el ámbito gallego y vasco para iniciar el camino electoral, que coincidirá aproximadamente con las europeas de principios junio. Un paso que, lejos de quedar en anécdota, ha generado más conflicto con los de Ione Belarra. Cabe destacar que en Galicia hay más prisa. Feijóo quiere dar pie a una derrota de Sánchez cuanto antes, lo que podría hacer que Alfonso Rueda, el actual presidente acelere y convoque comicios el próximo mes o a principios de enero.

La idea de Sumar es la de repetir el frente amplio de izquierdas que ha permitido reeditar el Ejecutivo nacional en plena extensión de "la ola reaccionaria" de la derecha, tal y como expresó el ahora ministro de Cultura y portavoz de los magentas, Ernest Urtasun, en rueda de prensa. De ello dan constancia fuentes consultadas de Podemos, que aseguran que "las impresiones iniciales no son buenas". La idea de 'sacrificar' la marca no gusta entre los morados, aunque, en todo caso, instan a que la fórmula de concurrir se decida en "primarias abiertas" y "sin vetos" ni "imposiciones". Al menos en Galicia, donde hay más dispersión de partidos tras el hundimiento electoral de 2020: Podemos, IU, Anova, Sumar y Equo, al menos. Fuentes de Podemos Galicia aseguran que una solución de consenso podría ser hacer un frente amplio con una identidad neutra en la que todos puedan sentirse a gusto. "Pero hay cuestiones que tienen que solucionarse antes", consideran.

Podemos Galicia aboga por una plataforma unitaria con Sumar con identidad neutra para aglutinar y concurrir a las elecciones autonómicas del próximo año"

En Euskadi, en todo caso, será más complicado un acuerdo con los de Díaz, dado que la confluencia Elkarrekin Podemos [Podemos, IU, Verdes Equo y Alianza Verde] tiene bastante arraigo ya y "funciona bien", trasladan los morados. Todo dependerá de lo que hagan el resto de socios, pero en principio se aboga por la idea de que el Movimiento Sumar se integre dentro. Aunque se defiende el diálogo para una coalición, difícilmente habrá disposición desde Madrid para que Sumar renuncie a su identidad recién estrenada.

Respeto a una autonomía "compatible"

Entre los socios de coalición hay el deseo de dejar claras las cosas en esta primera andadura del Movimiento Sumar como partido, aunque se destaca que hay confianza en que la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Díaz, "lo entienda". Resaltan que, al final, "tiene más pragmatismo político" que antecesores del espacio como lo fue Pablo Iglesias. En todo caso, hay partidarios en corresponder con esa autonomía sin presentar proyectos y quienes creen que no supondrá un problema, sino que se verá clara la diferenciación.

Esto es que, por ejemplo, en el ámbito de los comunes se rechaza que Sumar cuente con estructura propia en Cataluña. "Entendemos que Sumar en Cataluña es Catalunya en Comú", reivindican fuentes de la formación. Aún no hay nada planteado por parte de la formación, pero se aboga por esa práctica. "No vemos un Sumar Catalunya para nada", aseguran, haciendo hincapié en que se está trabajando bien bajo una alianza absoluta y consenso. Este martes, en rueda de prensa previa a la reforma del Reglamento del Congreso, que ha dado pie a la nueva estructura de comisiones en concordancia con los nuevos ministerios, Aina Vidal, líder de los comunes y portavoz adjunta de Sumar hacía referencia al asunto. "Ya estamos confluidas [con Sumar]. Venimos de un proceso en el que estamos todas y vamos a seguir trabajando en esa línea. Damos por hecho que [desde Sumar] nos van a acompañar (...) y que va a servir para dar un nuevo salto en Cataluña".

Acto de Sumar en Madrid para las generales, con la participación de Más Madrid aunque omitiendo las siglas EP/ Jesús Hellín

El modelo por el que aboga Más Madrid es idéntico al de los comunes: un partido amplio a la izquierda del PSOE-M en el que quepa todo afín a Sumar. Pero con el partido de Mónica García, recién nombrada ministra de Sanidad, como brazo ejecutor de propuestas y políticas sociales. "Porque la marca funciona bien", dicen. Ya en junio hubo debate en torno a la marca, que accedió a concurrir junto a Díaz en las generales, utilizando su asentamiento en la Comunidad de Madrid, siempre y cuando la identidad quedase respetada. En las papeletas de julio no se incluyo ninguna alusión. Se fue solo con Sumar, pero, de mantenerse la alianza hasta el próximo ciclo electoral, en esa ocasión aparecerá 'Más Madrid'. No se cierran, sin embargo, a incluir alguna alusión al partido de Díaz. La afinidad es buena, sobre todo tras la designación de García como ministra. En la campaña de las generales la identidad de Más Madrid no apareció.

Yolanda Díaz en un acto de campaña con los candidatos de Sumar-Compromís al Congreso, en julio EP/ Eduardo Manzana

Quien no cederá ni en las siglas será Compromís. Los actos de campaña de Sumar en la Comunidad Valenciana fueron una declaración de intenciones, manteniendo en todo momento en la cartelería su marca. Fuentes de los nacionalistas valencianos reivindican su dominio en la zona: "Compromís tuvo un buen resultado en las elecciones de mayo. Tenemos militancia, implantación territorial y presencia institucional. Somos el instrumento que la gente ve como propio" en la comunidad. "Y Sumar esto sí lo tiene claro". Recuerdan que con Iglesias no fue así, y de ahí la ruptura postelectoral en la última legislatura de Mariano Rajoy, que les hizo acudir en solitario en abril de 2019, y luego junto a Más País en la repetición de noviembre de ese año.

Los de Joan Baldoví se abren a incorporar a "independientes" en un futuro para las diversas candidaturas. Nada más. Aunque desde Compromís blinde su proyecto y recalquen que ya cubren esa demanda de propuesta progresista, a diferencia de los comunes no verían con malos ojos que el Movimiento Sumar se implantará allí, en el territorio valenciano. Porque dan por descontado que la relación sería de subordinación. "No habrá competencia electoral", indican, asumiendo que Sumar trabajará a nivel nacional con el apoyo de Compromís, y regionalmente será de forma inversa. "Representamos sus intereses territoriales", sentencian.

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí

Te puede interesar