España | Opinión

Sánchez, acorralado

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, el pasado martes en Madrid. Alejandro Martínez Vélez / Europa Press

José Luis Ábalos se ha convertido en un apestado. Tanto la vicepresidenta primera y vicesecretaria general del PSOE, María Jesús Montero, como la ministra de Defensa, Margarita Robles, marcaron el viernes públicamente la línea que ha establecido Moncloa: el ex ministro debe abandonar su escaño y el partido.

A preguntas de los periodistas en Cádiz, Montero, con cara de enfado, repitió por tres veces: "Yo sé lo que yo haría". Robles, por su parte, sentenció en Radio Nacional: "Cada uno tiene que saber lo que tiene que hacer en cada momento".

Ni una sola palabra de comprensión o aliento. Nadie en el PSOE, ni en el Congreso, ni, por supuesto en el Gobierno le ha enviado un mensaje de apoyo, de esos que se echan tanto de menos cuando alguien se ve al borde del abismo.

El presidente quiere que Ábalos dimita antes de que el juez le impute y tenga que pedir el suplicatorio al Congreso

Él se mantiene firme, aparentemente. Se niega a dimitir, y aguantará hasta que ya le sea imposible soportar la presión.

Pedro Sánchez no quiere verse ante la tesitura de que el juez Ismael Moreno termine imputándole por corrupción, lo que obligaría a solicitar el suplicatorio a la Cámara por ser aforado, y tener que pedirle al Grupo Socialista que incline el pulgar hacia abajo.

El presidente sabe que su ministro de Fomento, su otrora secretario de Organización, tiene todas las papeletas para ser imputado. No le ha hecho falta leer los periódicos, que ya todos se han sumado a contar lo que contiene el sumario, hasta el jueves secreto. Interior sabía desde hace unos días que se iban a producir detenciones. Una de las cosas que se debería investigar es quién susurró al Gobierno que se avecinaba una tormenta de enormes proporciones.

En un primer momento, Santos Cerdán, el sustituto de Ábalos en la secretaría de Organización, el hombre que le presentó a Koldo García, maldito sea ese día, habló con el ex ministro para que este se explicara, para que diera una versión exculpatoria de los hechos que tuviera sentido. Pero no hubo caso. Ábalos se cerró en banda. "Yo no sabía nada", esa fue su respuesta.

La lógica hacía pensar que las andanzas de una persona de tanta confianza tenían que ser conocidas por el ministro. La realidad ha confirmado la sospecha. La investigación de la UCO apunta ya claramente a un conocimiento de los hechos difícil de negar. ¿Quién era el "ex jefe" de Koldo al que se refiere uno de los principales beneficiarios de la trama en una de las conversaciones telefónicas intervenidas?

Ábalos sería el ministro más tonto de la historia de España si no se hubiese enterado de que su hombre de confianza tenía el contacto con los proveedores de mascarillas y material sanitario al que su ministerio adjudicó dos importantes contratos. Por cierto, uno de ellos a Puertos del Estado –dependiente de Fomento–, organismo en el que, ¡oh, casualidad!, el ministro había colocado a su amigo Koldo.

Llaman la atención varias cosas en esta trama corrupta. La primera de ellas es el volumen de la comisión que apunta la UCO: un 32%. ¡Y nos quejábamos del 3% de la era Pujol! Esta sí es una comisión, lo demás son fruslerías. Vergonzoso es que esos sobreprecios exorbitados se calcularan en la primavera de 2020, cuando la pandemia causaba miles de muertes.

La segunda cuestión es que la parte más importante de la mordida la cobrasen dos empresarios (Juan Carlos Cueto –9,5 millones–, y Víctor de Aldama –5,5 millones–), mientras que el bueno de Koldo sólo se embolsó 1,5 millones, que se sepa hasta ahora.

Y la tercera, y más importante, es que si todo lo anterior es cierto, el ministro, el hombre que hizo posible el milagro del 32%, se quedase a dos velas.

Dejemos que la investigación avance. Veremos lo que declara el ex ministro cuando sea llamado a la Audiencia Nacional. Por el momento, presunción de inocencia.

Ábalos confía en que no le dejarán caer porque se siente como el último dique para que el escándalo no llegue más arriba. Koldo sabe muchas cosas de Ábalos y Ábalos muchas cosas de Sánchez. ¿Quién será el primero en romper el pacto de silencio? Normalmente, la cadena siempre se rompe por el eslabón más débil. En este caso, el ex chófer Koldo.

Pero mientras el castillo de naipes se mantiene en pie, el presidente no puede dormir tranquilo. Seguro que él no ha participado de la mordida, incluso es posible que no estuviera al tanto del trapicheo de las mascarillas, pero su manera de actuar en el caso del hermano de Ayuso le deja poco margen de maniobra. El presidente ha insistido hasta la nausea en que la presidenta de la Comunidad de Madrid está implicada en un caso de corrupción por favorecer una contratación en la que su hermano actuó como comisionista. No le ha importado que la Fiscalía Anticorrupción archivara el caso. Tampoco le importó que la Fiscalía Europea contra el Fraude cerrara definitivamente la investigación hace casi un año. Erre que erre, cada vez que puede, Sánchez ataca a Ayuso, como lo hizo en su intervención en la sesión de investidura, con la misma cantinela, lo que dio ocasión a la presidenta de la Comunidad para poner en boga un eslogan que le ha dado mucho juego: "Me gusta la fruta".

El presidente es prisionero de sus palabras, de su forma de entender la política. Ahora, la Fiscalía Anticorrupción sí cree que hay caso, y si su ex ministro termina imputado, ¿qué hará? ¿Le bastará con decir que él no sabía nada? ¿Cree que será suficiente con empujar a Ábalos para que sea él quien se arroje por la ventana?

Sánchez tiene encima de su mesa un asunto muy feo. Un caso de corrupción que le pone ante el espejo. Porque, como dice nuestro refranero: "Quien a hierro mata, a hierro muere".

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí

16 Comentarios

Normas ›

Comentarios cerrados para este artículo.

  1. Les recuerdo a los esforzados Ayusistas que la FRUTA sin lugar a dudas es un alimento de elección dentro de la pirámide alimentaria. Que duda cabe que contiene elementos y propiedades necesarios para la obtención de una dieta sana y equilibrada.
    Pero… no olvidemos que como cualquier otra cosa o alimento un exceso o un mal uso de ello puede acarrear trastornos u otros problemas en nuestra salud.
    En la FRUTA el componente principal es la FRUCTOSA que no deja de ser un azúcar y todos sabemos las consecuencias de su exceso.
    El exceso de FRUTA provoca efectos laxantes con consecuencias obvias.
    Afortunadamente parece ser que a la mayoría de nuestros conciudadanos les gusta este alimento, la FRUTA, y así lo vienen demostrando desde hace un montón de años en los que acuden a las urnas a contestar a la eterna pregunta.
    Que prefiere usted FRUTA o ACEITE DE RICINO.
    No cree Sr. JAAF?

  2. No es una dependencia administrativa, esto afecta directamente. a un ministro del gobierno, por lo menos. El gobierno, un órgano colegiado en muchas decisiones. Este gobierno está podrido y políticamente quemado.

  3. Completamente de acuerdo, además de con el contenido del artículo, con las críticas de foreros hacia los comportamientos corruptos de la derecha. Añado, de cualquier ubicación del espectro político que socave el sistema democrático.

    Dicho lo cual, contesto al comentario de Joan Adalid Illueca: como tantos aprendimos en la mili, además de los efectos de ley de la gravedad, quien en su comportamiento hace putadas (RAE: faena, trastada, jugada, perrería, cerdada, guarrada, jugarreta, perrada, carajada) es un hijo de puta (RAE: mala persona) por muy malsonante que sea. Y si, las putadas son muy grandes o afectan a una generalidad, es un hijo de la gran puta. Esto último no tiene más autoridad referente que la mía y la que usted y yo aprendimos en la mili o antes.
    Y, por supuesto, a mi también me gusta la fruta. Muchísimo.

  4. Se me olvidó antes, qué imperdonable!, recordar a los incondicionales los dos últimos hitos de la decencia: Tito Berni, y Koldo, que no es sólo Koldo, quien se va a creer que el caiman no sabía nada. En vez solo de echar a los enfangadores del congreso, por qué no le ponen frente a los jueces? Porque este es el resultado de la regeneración que iban a traer estos.

  5. Estaría acorralado un hombre decente políticamente. Un hombre que se avergüenza de sus mentiras,no un egolatra, un hombre que no venda un país y modifica sus leyes para beneficiar a delincuentes Independentistas y a filietarras para seguir en el cargo. Un hombre así,si Estaría preocupado,pero ese hombre no es Sánchez,si todo lo contrario.

  6. Leyendo se ve que tenemos una cierta tendencia a utilizar cristales adecuados para ver lo que queremos. Ya nadie se acuerda de los ERE, los cursos de formación, el puterío, los desmanes de la UGT, el conseguidor,.la juez sustituta de Carmen Alaya….y ahora no quieren ver los tejemanejes del Narciso, las presiones a los discrepantes, los «ojos ciegos» para las.andsnzas de Abalos,( que no es la primera vez que saltan al aire), las inyecciones.a.la empresa de padre, las colocaciones a dedo, la perversión de la fiscalía general al completo….y la.pudricion del Constitucional. Así que …..el rey Sol, crecido.

  7. Una pregunta Sr. Garcia-Abadillo ¿Por qué José Maria Aznar indulto a Koldo Garcia despues que este fuese condenado por lesiones?
    No hay mas preguntas.

  8. No son casos comparables entre Ayuso y Sanchez, por la magnitud de las mordidas o el grado de conocimiento que presuntamente pudieran tener el Présidente y la IDA. Son igualmente despreciables en el fondo pero ¿Alguien se puede creer que la presidenta de la comunidad autonta de Madrid no tiene nada que ver con su hermano?
    En cuanto a la fiscalia anticorrupcion ¿No es su jefe amigo del PP?

  9. Dice usted en su articulo sobre el modo de actuar del psoe con Avalos, que por cierto no esta imputado, «Ni una palabra de aliento».
    Y tiene razon. Que diferencia con el PP y Rajoy con aquello de «Se fuerte Luis, se fuerte» a Barcenas.
    Esta es la sencilla diferencia en la forma de actuar con los corruptos entre el psoe y el PP.
    Ni una palabra de aliento o se fuerte Luis. No acaba de estar claro que le parezca bien que no tengan aliento con un jefe de un corrupto
    Rajoy que por cierto tiene a un exministro del PP a punto de sentarse en el banquillo por corrupción política y le piden 12 años..
    Cuando a Esperanza Aguirre le aparecieron 3 o 4 corruptos en su gobierno hizo celebre aquello de «Descuido in vigilando» pero a mi que no me toquen.
    El PP tiene amplísima experiencia en esto de la corrupción, hasta el punto de que en el único caso en el que su presidente, Casado, denuncio una posible corrupción de la presidenta de la comunidad de Madrid, sra Ayuso y su hermano, le destituyeron en una semana entre Ayuso y Feijoo y se quedo con la presidencia.
    Si nos remontamos a Aznar este bate todos los récords con 4 o 5 ministros en la carcel por corrupcion y sigue dando clases.

  10. No se hagan ilusiones con ver a Sánchez acorralado. Informense de cómo son los narcisistas. El Rey del Falcon es un narcisista de libro.

  11. Buenos días Sr. Abadillo,

    Esos dos pájaros que se llevan tanto dinero por nada (Juan Carlos Cueto –9,5 millones–, y Víctor de Aldama –5,5 millones–) no son empresarios. Tendrán una empresa igual que yo tengo pantalones. Mucho menos se les puede calificar de Industriales. Que es una categoría cualitativamente superior a la de un empresario. y es lo que más hace falta en este país.

    Todos los males de Sánchez empezaron con Ayuso el día que conquistó el poder territorial de Madrid convocando nuevas elecciones antes de la moción de censura que le estaba cocinando Pedrito e Ivancito (el gran estratega). Por eso ha ido siempre a por ella. Tanto tiene calvado la espina de Ayuso, que la menciona en una investidura para denostarla, además, con un tema del que muy seguramente supiese cómo se las gastaba sus amigos Ábalos y el pelotari Koldo (porque esto va de pelotazos ilícitos, no de cortar troncos). Hasta ese punto la tiene clavada en el hipotálamo. Menudo sinvergüenza.
    A mi me gusta la fruta y mucho..

    .

  12. Dos temas. Uno. Sí el Sr. Sánchez cuando quitó al Sr. Ábalos de ministro y le retiró todos los poderes que tenía en el PSOE, lo hizo por conocimiento – o parte de ella – de la existencia de esta trama, porqué no lo denunció en ese momento ante la justicia?. A ésto como se llama, corrupción por omisión? Y dos. Cuando vamos a ser todos los ciudadanos/as españoles iguales ante la Ley y se termina lo de los políticos aforados ? Mi P. D. Me repito » El poder corrompe «. Seas lo que seas y procedas de donde procedas.

  13. Perdón España por espaldas

  14. Buenos días, señor García Abadillo. Me sorprende que el insulto al Presidente del Gobierno de «hijo de puta» por parte de una presidenta de Comunidad Autónoma lo considere usted un eslogan que da mucho juego!.
    A propósito de la resiliencia, resistencia y cerco a Pedro Sánchez( o quizá en las normas de estilo de su diario debíamos nombrarlo como el rey de la fruta) recuerdo una anécdota de la inefable «mili».
    Un sargento nos decía en la clase de táctica militar : un proyectil sigue un curso ascendente hasta que cae, ya sea por su propio peso o por la ley de la gravedad. Pa mear y no echar gota, que decía aquel!.
    El señor Sánchez, lleva en la diana mediática de la insigne división mediática desde que derrotó a la cómoda Susana y agarró el Opel Corsa. Ha resistido a mil emboscadas a cientos de Espaldas se rompen, a corrupciones sin fin, a contubernios judeo masónicos dignos de La vida de Brian, a pactos con Lucifer y sus ángeles hasta se le ha acusado de … estar casado ¡ Con un transexual! por cierto guapísimos el y ella. Y cuanto tiempo llevamos con esto? va para 12 o 13 años.
    Pues como decía el Sargento, tómense algo, busquen un sitio cómodo y esperen.
    «Por su propio peso o por la ley de la gravedad»
    Un saludo.

  15. La diferencia es clara, mientras Sánchez pide la dimisión de cualquiera que se vea implicado en asuntos turbios aunque no queden demostrados judicialmente. La derecha arropa y ensalza a quien comete o se ve implicado en este tipo de corruptelas

  16. Es el problema a de lanzar boomerangs… que vuelven hacia quien lo tiró…