Cataluña | Cultura

Museo Picasso, Fundación Miró e ICUB, los grandes beneficiarios de la cocapitalidad cultural de Barcelona

Pedro Sánchez se reúne con Ada Colau. EFE

Este miércoles, el ministro de Cultura, Miquel Iceta, la ministra de Ciencia e Innovación, Diana Morant, y la alcaldesa Ada Colau formalizarán el convenio de cocapitalidad cultural y científica de Barcelona. Se escenificará así la entrada en vigor del Real Decreto aprobado por el Gobierno hace dos semanas en el que se recupera el convenio de cocapitalidad aprobado en su día por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, como acordaron hace un año Pedro Sánchez y Colau, en una visita del presidente del Gobierno a la capital catalana.

Son 20 millones de euros, algo menos de los 25,8 millones prometidos en su día por Pedro Sánchez, que José Manuel Rodríguez Uribes, predecesor de Iceta, incluyó en los Presupuestos Generales para 2021. Iceta ha formalizado ahora el reparto de los fondos, siguiendo los designios del Ayuntamiento según el propio ministro.

«Es evidente que existen en España dos focos principales y muy acusados de emisión y recepción cultural y científica concentrados en Madrid y Barcelona» reza el Decreto en su exposición de motivos. «Por ello, la voluntad es reconocer la capitalidad cultural y científica que también ejerce Barcelona pudiendo dotar a sus instituciones de especial relevancia de más recursos».

Barcelona es, «de manera clara y manifiesta, capital cultural y científica del estado español junto con Madrid y una de las principales capitales europeas en el ámbito cultural y científico. El reconocimiento de esta realidad es imprescindible para que pueda desarrollar al máximo sus capacidades» añade el texto, que define el destino de los 17,5 millones de euros aportados por Cultura, y los 2,5 de Ciencia e Innovación.

Más Cultura que Ciencia

Dos museos con nombre propio son los grandes beneficiarios de los fondos entre las entidades privadas, aunque con participación pública. En primer lugar, la Fundación Picasso, que recibirá 1,5 millones para la conmemoración del 50.º aniversario de la muerte de Pablo Picasso. Le sigue la Fundación Miró, con un millón de euros para su programa de exposiciones.

Junto a ellos, en el apartado de artes escénicas, la Fundación Orfeón-Palau de la Música, tristemente célebre por el «caso Palau» con 1,1 millones de euros, y el Liceo, con 800.000 euros. Lejos quedan las ayudas del Ministerio de Ciencia, cuyos principales beneficiarios son el Museo de Ciencias Naturales, con 885.000 euros, y el Barcelona Supercomputing Center, con 600.000 euros.

El Ayuntamiento decide

Aunque el principal gestor de los fondos será el propio Ayuntamiento de Barcelona a través del Instituto de Cultura de Barcelona (ICUB). Serán casi cuatro millones de euros, de los que la parte del león se la lleva el Festival Grec, con 1.570.000 euros. El Disseny Hub de Barcelona recibirá 800.000 euros y otros 900.000 se destinarán al Festival de la Luz.

De hecho, Iceta ha defendido en la presentación del decreto el papel central del Ayuntamiento de Barcelona, como entidad que ha decidido a qué entidades y fundaciones apoyar con los fondos del Ministerio. «Esto es federalismo» defiende el ministro de Cultura, «políticas de estado aplicadas localmente a partir de la administración más cercana».

Herencia de Zapatero

El convenio rescatado por el Gobierno de Pedro Sánchez tiene de hecho 12 años de antigüedad. Fue José Luis Rodríguez Zapatero el primer impulsor de la cocapitalidad cultural de Barcelona, entonces con el también socialista Jordi Hereu en la alcaldía. En 2020, en plena campaña de «reencuentro» con el independentismo, Zapatero aseguraba en Barcelona que «no hace falta que nadie la nombre cocapital. Ya lo es. Barcelona tiene autoridad por sí misma, que no se lo imponga nadie».

Poco antes, Pedro Sánchez visitaba el Ayuntamiento de Barcelona y acordaba con Ada Colau reactivar el convenio de cocapitalidad cultural y científica interrumpido con los gobiernos del PP. El acuerdo firmado por Sánchez y Colau incluía el compromiso de que el Estado volviera a destinar a los proyectos e infraestructuras culturales y científicas de la ciudad en torno a 25,8 millones, la cantidad que fijaba el último convenio, de 2010.

Finalmente, hace un año el número dos de Colau, Joan Subirats, anunciaba la incorporación a los Presupuestos Generales del Estado de una partida de 20 millones de euros.

Te puede interesar

Comentar ()