Extremadura ha vuelto a las 00:00 horas de este lunes 2 de agosto al nivel 2 de alerta para frenar la expansión de la pandemia, con medidas como la prohibición de reuniones sociales de más de seis personas.

Aunque los contagios parece que tienden a estabilizarse en los últimos días, lo cierto es que los ingresos han aumentado en la región, con un total de 97 personas hospitalizadas por la covid-19, 11 de ellas en UCI. Según los últimos datos publicados por la Dirección General de Salud Pública, la incidencia acumulada a 14 días en Extremadura se sitúa en 607,56 y a los 7 días en 290,34.

Por todo ello, el Consejo de Gobierno de la Junta solicitó la semana pasada declarar el nivel de 2 de alerta para frenar la expansión de la pandemia, lo que fue avalado por Tribunal Superior de Justicia de Extremadura (TSJEx) el pasado vienes.

Tras su publicación ayer en el DOE, entran en vigor estas actuaciones con las que se pretende reducir la movilidad y que se dividen en dos grupos: la que rebaja las reuniones sociales de diez a seis personas; y la que modifica aforos y horarios en todas actividades, no solo en el ocio y el turismo.

Se determina un aforo del 30 % en el interior de las hostelería y de un 75 % en el exterior, y con un máximo de seis personas por mesa, así como el cierre del ocio nocturno a las 2 de la madrugada.

Además, el aforo de los locales comerciales se situaría en el 50 %, el de los mercadillos al 75 %, medidas todas ellas que han sido criticadas por comerciantes y hosteleros.

El presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha anunciado que ha pedido a la Abogacía General que haga un informe de la resolución del TSJEx para ratificar estas medidas, «porque dice cosas muy interesantes, entre otras que hay que analizar muy bien día a día los datos para que no se mantengan esas restricciones más allá del momento en el que sean estrictamente imprescindibles», algo que, según ha dicho, comparte «plenamente».

Además, el TSJEx ha autorizado cierres perimetrales en las localidades con incidencia más alta, y actualmente se encuentran en esa situación 28 municipios de la región.