Abel Caballero ha desafiado al alcalde de Nueva York en su esperada inauguración de la Navidad en Vigo. Con una estrella de 19 metros de diámetro que corona el árbol navideño, la ciudad gallega ha alumbrado este viernes el camino hacia la Navidad para miles de personas -8.000 en el epicentro, muchas más fuera de él-, aunque en la ciudad aún hay calles a oscuras que esperan el encendido de estas fiestas en las que la urbe gallega se ha convertido en un referente. 

En la Puerta del Sol, donde está el árbol de 44 metros de altura -34,5 del cono y 9,5 de la mitad de la estrella-, el alcalde, Abel Caballero, que se gusta en estos eventos, se ha encargado de encender las luces y dar así "inicio a la Navidad en el planeta", según sus propias palabras. 

El primer edil vigués asomó un minuto después de las 20:00: "Boas noites, Vigo", comenzó antes de saludar a Galicia, toda España y Europa, América, Asia y Oceanía. "Nos está viento todo el planeta", dijo.

El alcalde de Vigo, Abel Caballero, da el pistoletazo de salida a la Navidad con el encendido de los más de once millones de leds y uno de los árboles más altos del país, hoy viernes en Vigo.
El alcalde de Vigo, Abel Caballero, da el pistoletazo de salida a la Navidad con el encendido de los más de once millones de leds y uno de los árboles más altos del país, hoy viernes en Vigo. EFE/ Salvador Sas

"Quiero decirle al alcalde Nueva York que se prepare porque va a ver el resplandor de las luces de Vigo", anunció antes de enviar un mensaje a otras ciudades que quieren competir con la suya: "En esto, como en fútbol, baloncesto y tantos deportes, hay ligas. En la Superliga de Navidad están Vigo, Nueva York, Londres, París y Roma".

Bromeó con que él, que tiene influencia, quiere que "dejen entrar a Madrid, Barcelona y tantas ciudades, pero aquí, en esta liga, está Vigo", incidió.

Presumió del "mejor árbol que hubo nunca en el planeta", coronado por la gran novedad de la gala. "Aquí arriba está la estrella de Belén que hace 2023 años empezó a rotar por el universo. Localizamos la estrella, la cogimos y hoy la estrella de Belén está encima del árbol de Vigo". 

Después, la cuenta atrás en inglés, español y gallego hasta pulsar el botón rojo que dio inicio a la Navidad. Al menos, en Vigo. 

Le esperaban Sonia y su hija Aitana en primera fila. Vienen todos los años y hoy les bastó con llegar dos horas antes y moverse con inteligencia en el entorno del recinto. "La cuenta atrás y la nieve lo que más me gusta", cuenta a EFE la madre, que después vio cómo 'nevaba' espuma en Vigo. 

Aurora, de 9 años, estaba ilusionada. Sus padres relataron el problema de una larga espera con niños: no se puede ir al baño y hay que llegar con provisiones. Lo anotan para el año que viene. 

Raúl se vistió de Papá Noel, también en primera línea. Y hubo quien aprovechó el acto para reivindicarse, como los bomberos, que regalaron globos en los que escribieron sus quejas: "Vigo sin bomberos".

Melodías ya reconocidas por la ciudadanía como el Happy Christmas, de John Lennon; la banda sonora de Piratas del Caribe; la del Último mohicano; All I want for Christmas is you, de Mariah Carey; Englishman in New York, de Sting, y el 'Valls número 2' de Dimitri Shostakovich amenizaron el encendido al que asistió como VIP el candidato socialista a la Xunta de Galicia, José Ramón Gómez Besteiro.

Los trabajos en el epicentro de la celebración viguesa se alargaron hasta el último momento e incluso la estrella fue colocada este mismo viernes. 

Aunque se respira ya la Navidad en Vigo, aún quedan calles a oscuras, a la espera de la iluminación navideña.

El Cíes Market, un mercadillo con puestos de comida y tiendas, logró abrir sus puertas a tiempo tras verse amenazado por unos problemas con las licencias de las máquinas de su montaje. 

Cuando todo quede instalado, habrá 11,5 millones de luces led puestas y la Navidad brillará en 450 calles.

Serán más de 6.000 estructuras luminosas y decorativas, 4.000 arcos y motivos, 56 elementos de gran tamaño y más de 2.000 árboles con ornamentación repartidas por Vigo.

El Ayuntamiento dispuso un plan especial de tráfico y movilidad y también hubo un amplio dispositivo de seguridad que estableció un perímetro vallado con aforo máximo de 8.000 personas en el entorno de la Puerta del Sol. Muchos se quedaron fuera de él.

El acto de encendido de las luces pudo seguirse también a través de una pantalla gigante y en la web municipal, en 'streaming', un servicio que contó, además, con inteligencia artificial para la traducción simultánea del contenido en tres idiomas: inglés, francés y portugués. 

Para cubrir el evento se acreditaron cerca de un centenar de periodistas de una treintena de medios de comunicación. 

Las luces de Navidad estarán encendidas hasta medie enero, cuando se producirá el apagón.

Entre este año y los tres siguientes, Vigo destinará a la iluminación de estas fechas especiales casi 9,5 millones de euros. 

Las luces se encenderán todos los días a las 18:30 horas y se apagarán a las 0:30 de domingo a miércoles, mientras que de jueves a sábado y los festivos y sus vísperas estarán en funcionamiento hasta las 2:00 horas y las noches del 23, 24, 25, 30 y 31 de diciembre así como 1, 5 y 6 de enero permanecerán encendidas hasta el amanecer.