El Ayuntamiento de Madrid ha rechazado que Vox lance su campaña para las elecciones autonómicas del próximo 4 de mayo en Vallecas, como tenía previsto hacer este miércoles. Según ha adelantado El País, la Junta municipal argumenta en un escrito que la petición para realizar el acto se pidió con solo tres días de antelación y no da tiempo a elaborar los informes preceptivos. La junta argumenta que estas solicitudes deben darse con un mes de antelación -imposible en este caso, pues no se habían convocado todavía las elecciones- o con 15 días «siempre que se justifique la urgencia».

Sin embargo, la Delegación del Gobierno, a la que Vox también se dirigió el mismo domingo, sí ha autorizado la celebración del acto, que se celebrará.

El órgano municipal destacaba en su resolución que «resulta manifiestamente imposible iniciar la tramitación por no haberse presentado con el tiempo suficiente para ello» y señala que la autorización municipal corresponde al concejal presidente del distrito, Borja Fanjul (PP), aunque es obligatorio el informe vinculante de la Oficina de Actos en Vía Pública, precisamente el documento que, según el Ayuntamiento, no da tiempo a tramitar.

Según asegura El País, el Ayuntamiento ha sugerido a Vox que soliciten permiso a la delegación de Gobierno, transformando el acto en una concentración.

El acto debía celebrarse este miércoles a las 19:30 en la conocida como Plaza Roja de Vallecas, donde también se habían llamado a manifestarse distintas plataformas decididas a impedir el acto de Vox.