La Consejería de Salud ha decidido confinar perimetralmente un total de 22 municipios de la Región, entre los que se encuentran los tres más poblados: Murcia, Cartagena y Lorca. Asimismo, ha adelantado el toque de queda a las 22.00 horas en toda la Comunidad. Todas estas medidas entrarán en vigor a partir de este sábado, tras su publicación en el Boletín Oficial de la Región de Murcia (BORM).

Así lo ha hecho saber el presidente del Gobierno regional, Fernando López Miras, en la rueda de prensa que ha ofrecido acompañado del consejero de Salud, Manuel Villegas, para informar de los detalles de la reunión del Comité de Seguimiento del Covid-19.

Ante los datos de la última semana epidemiológica, el Comité de Seguimiento del Covid ha acordado el pase de 22 municipios al nivel de alerta extremo. En concreto, estos municipios son Abanilla, Fortuna, Ricote, Jumilla, Moratalla, La Unión, Lorquí, Mula, Villanueva del Río Segura, Albudeite, Santomera, Yecla, Los Alcázares, San Pedro del Pinatar, Las Torres de Cotillas, Murcia, Molina de Segura, Alguazas, Cartagena, Cieza, Lorca y Ceutí.

Esto implica, entre otras medidas, la restricción permiteral de movilidad en todos ellos, de forma que no se podrá salir o entrar salvo por causas justificadas contempladas en el Real Decreto de alarma. Esta medida también implica el cierre de los centros de día y la reducción del aforo en comercios al 50 por ciento.

Asimismo, comporta el cierre interior de la hostelería y la restauración, exceptuando los servicios de comidas para llevar y la actividad de las terrazas (que se mantiene al 100%). Esta restricción afectará también a las secciones de restauración y hostelería de casinos y casas de apuestas.

Asimismo, el Comité declara en nivel de alerta muy alto a Caravaca de la Cruz, San Javier, Blanca, Águilas, Torre Pacheco, Bullas, Campos del Río y Fuente Álamo. En nivel de alerta medio-ato quedarían Totana, Alcantarilla, Abarán, Cehegín, Puerto Lumbreras, Beniel, Alhama de Murcia, Archena, Mazarrón y Librilla. Por último, con nivel de alerta bajo están Pliego, Calasparra, Ulea, Ojós y Aledo.

Además, el Comité ha acordado adelantar el toque de queda a las 22.00 horas para toda la Región. «No se podrá salir a partir de esa hora y cesará toda actividad, salvo la considerada esencial o las excepciones contempladas en la normativa vigente», según López Miras.

Ha querido aclarar que «no son medidas contra nadie, sino en defensa de todos, para proteger a todos», y ha afirmado que «no son distintas a las que se ponen en marcha en cualquier región o nación». La única diferencia, lamenta, es que «en otros países existe una coordinación absoluta, sin el más mínimo resquicio, para no dejar ninguna puerta abierta al virus».

El número de contagios, duplicado

Ha advertido que la edad de los contagios está bajando «y nadie, por su edad o condiciones físicas, está a salvo del virus». López Miras ha lamentado que estamos en uno de los momentos más «delicados» de la pandemia», ya que «prácticamente se ha duplicado a diario el número de contagios en las últimas jornadas».

El presidente del Gobierno regional ha destacado que las medidas acordadas en función del baremo aprobado hacia varias semanas «son efectivas y dan resultado», ya que hicieron que la Región tuviera el pasado mes de diciembre la tasa de incidencia más baja de toda España.

Respecto a la vuelta a las aulas tras las vacaciones de Navidad, López Miras ha pedido a los padres que «extremen las precauciones», y ha recordado que los niños que están pasando el virus, están en cuarentena o tienen síntomas «no deben volver a las aulas bajo ningún concepto».

Vacunación

López Miras ha confirmado que este viernes concluirá la vacunación en las residencias de mayores y de personas con discapacidad, así como de todos sus profesionales sociosanitarios, «tal y como ya anunciamos». Ha ensalzado que «seremos una de las primeras comunidades autónomas en hacerlo» porque «tenemos un sistema de vacunación preparado, con los mejores profesionales».

Al ser preguntado por este asunto, López Miras ha destacado que, desde que se inició el pasado 30 de diciembre, «se han vacunado todos los días, festivos o no, de forma ininterrumpida, y va a seguir así.

De hecho, ha anunciado que este viernes comenzará la vacunación de personal sanitario de los hospitales, que continuará el fin de semana. A partir del lunes también comenzará la vacunación de los profesionales de los centros de salud y de los Servicios de Urgencia de Atención Primaria (SUAP) de la Región.

La previsión del Gobierno regional es que a mediados del mes de febrero ya estén vacunados todos los profesionales sanitarios de la Región de Murcia y se podría comenzar con el siguiente grupo. «Evidentemente, el ritmo de vacunación en residencias y en fechas complicadas no será el mismo que en los centros de salud», ha corroborado López Miras, quien ha asegurado que «trabajamos sin descanso: en la Región se vacuna y se vacunará todos los días».

Hasta ahora han solicitado ser vacunados 11.200 integrantes del personal sanitario público, de los 28.000 existentes. Villegas ha considerado que, a partir de la semana que viene, se incorporará gente a trabajar que estaba de vacaciones y se inscribirán también. En la sanidad privada, por su parte, ha comenzado recientemente la campaña de inscripción, y confía en que se apunten «en los próximos días» porque la vacunación comienza también para ellos a partir de este viernes.

«Tenemos el ritmo que teníamos previsto», según Villegas, quien recuerda que la Comunidad cuenta con 350 sanitarios formados para la vacunación. En concreto, hay dos enfermeros de cada uno de los centros de salud que están formados y van a empezar a vacunar la semana que viene de forma reglada a los sanitarios.

Al ser preguntado por el protocolo de la vacunación para los mayores de 80 años que viven en sus domicilios, Villegas ha aclarado que es una decisión que se adopta a nivel nacional. En concreto, este colectivo pertenece al primer grupo del segundo bloque de vacunación, y no se les administrará hasta que finalice el primer bloque. «Confío y espero que, con la llegada de la vacuna de Moderna y una mayor disponibilidad de la vacuna de Pfizer podamos, incluso, adelantar el calendario y en este primer trimestre podamos empezar a este grupo que nos preocupa seriamente».

Y es que Villegas ha anunciado que a la Región le corresponderán 20.700 vacunas de las 600.000 que el laboratorio Moderna distribuirá en España.

Restricciones

Al ser preguntado por si se arrepiente de no haber aplicado medidas más restrictivas para Navidad, López Miras ha puntualizado que las medidas se adoptan siempre que las indican los expertos en epidemiología y salud Pública, y van siempre «acompasadas» a la situación actual. Así, advierte que «no tiene mucho sentido aplicar medidas para una situación de contagio extrema en municipios que tienen una situación de riesgo bajo».

Ahora, ha asegurado que el Gobierno regional va a aplicar las medidas «todo lo drásticas que sean necesarias, sin dudar, sean cómodas o difíciles». «El lunes que viene nos volveremos a reunir y, si hay algún otro municipio que esté en una situación tan extrema, aplicaremos medidas», ha advertido.

El presidente del Gobierno regional ha admitido que «es normal que, después de tanto tiempo, haya una sensación de cansancio», pero cree que «no debemos dejar que los meses transcurridos nos lleven a relajar las medidas esenciales que, desde el principio, han sido el freno más eficaz para la expansión de la pandemia».