Tribunales

La Fiscalía alerta sobre el alza de delitos graves entre jóvenes

Juzgados de Plaza de Castilla, en Madrid.

Juzgados de Plaza de Castilla, en Madrid. EUROPA PRESS

La Fiscalía de Madrid ha alertado de que, en 2020, año marcado por la pandemia y el confinamiento, los jóvenes de esa comunidad se vieron implicados en 18 homicidios o asesinatos, pero también cometieron más agresiones sexuales y más casos de resistencia o atentado a la autoridad.

La Memoria de la Fiscalía de la Comunidad de Madrid referida a 2020 advierte de que, en el apartado de menores, a pesar del confinamiento excepcional durante varios meses, «no solo no se ha producido el notable decremento de conductas delictivas que quizás era esperable, sino que, proporcionalmente, se ha incrementado, especialmente en lo que respecta a los delitos más violentos o graves».

Así, en 2020 se tramitaron 59 expedientes de especial complejidad y seguimiento, frente a 42 en 2019, referidos a delitos de asesinato, homicidio y agresión sexual, muchas veces en concurso con robos violentos, lesiones, tenencia ilícita de armas u organización criminal.

«Especialmente preocupante» siguieron siendo los asuntos incoados por homicidio y asesinato, ya que la Fiscalía ha tramitado 18 casos en los que estaban implicados menores, un tercio de ellos con jóvenes relacionados con bandas latinas, lo que «evidencia la continuidad de los enfrentamientos entre bandas juveniles rivales».

En este ámbito de los menores volvieron a incrementarse los delitos de agresión sexual, con 80 casos frente a los 67 de 2019, y bajaron ligeramente los de abuso sexual (172 frente a 195 en 2019).

Llama la atención la Fiscalía sobre la temprana edad a la que se producen muchas de tesas conductas: en 12 de los asuntos relativos a agresiones sexuales y en 37 de los abusos se vieron implicados menores de una edad inferior a los 14 años, es decir inimputables, todo lo cual le hace preguntarse por «las posibles carencias en el ámbito familiar, educativo y social».

También es «especialmente relevante» el dato relativo a los delitos de atentado o resistencia a la autoridad, que se incrementaron notablemente: 273 registros en 2020 frente a los 146 del ejercicio anterior, debidos a «los no pocos enfrentamientos de algunos jóvenes con las fuerzas del orden al ser amonestados o sancionados por incumplir la normativa sanitaria».

En este apartado, el incremento no se limita a los menores, pues la memoria recoge que el delito de resistencia o desobediencia grave y atentado a agente de la autoridad pasó de 71 casos en 2019 a 200 en 2020, un 181 % más, debido en gran parte a las conductas incívicas de incumplimiento de las restricciones: limitación de movilidad, reuniones o uso de mascarilla. 

Te puede interesar

Comentar ()