Tribunales

El jurado declara por unanimidad culpable a la madre de Desirée Leal por el asesinato de su hija en Lugo

Juicio a Desirée Leal por el asesinato de su hija en Lugo

La presunta asesina de su hija Desirée Leal, Ana Sandamil, y su abogado Luis Rifón, en el juicio por el crimen de la niña, en la Audiencia Provincial, a 14 de febrero de 2022, en Lugo, Galicia (España). EUROPA PRESS

El jurado popular ha declarado este martes por unanimidad a la madre de la niña Desirée Leal, Ana Sandamil, culpable del asesinato de su hija, ocurrido en mayo de 2019 en su vivienda de Muimenta, cuando la pequeña contaba con solo siete años.

Lo ha hecho en base a las pruebas practicadas durante las seis jornadas que ha durado el juicio en la Audiencia Provincial de Lugo y tras una deliberación que ha durado menos de 24 horas, informa Europa Press.

Según recoge el acta de veredicto, a la que se ha dado lectura en un acto con las partes y la acusada, el jurado considera probado por unanimidad que, la madrugada del 3 de mayo, la procesada, que dormía en la misma cama que la menor, le administró un liquido con trazodona disuelta -un sedante- y, con la finalidad de acabar con su vida, la asfixió con sus manos, «ejerciendo presión en su cuello» y obstruyendo también las vías respiratorias bien con su cuerpo o bien con un objeto, como un cojín.

También considera probado el jurado por unanimidad que la niña, en el transcurso del ataque, «llegó a despertarse» y trató de defenderse «sin posibilidades de éxito», muriendo finalmente por asfixia mecánica, según recoge el informe de autopsia.

El jurado también cree por unanimidad que la acusada dijo a su madre, al despertarla el día de los hechos, que la niña había muerto y que Ana Sandamil ingirió después unas pastillas de trazodona «sabiendo que la ingesta no produciría su muerte», un hecho probado que, no obstante, ha creado más controversia en el jurado, dado que dos de los siete miembros han votado en contra.

Según recoge el acta, se da por probado por unanimidad que el 26 de abril, poco antes del crimen, Ana Sandamil «indagó por Internet medios con los que podía acabar con la vida de su hija», como la estricnina -un veneno-; y que era «conocedora de la intención del padre de modificar el acuerdo de custodia» para pasar más tiempo con Desirée.

En este punto, la mayoría de los jurados -ocho a favor y solo uno en contra- consideran que este cambio en la custodia fue «la razón más importante» para la ejecución del crimen.

Afectación mental

En cuanto a uno de los puntos claves en la defensa de la acusada, la posibilidad de que estuviese afectada por un grave trastorno psiquiátrico, el jurado ha considerado probado que la afectación que sufría era, en todo caso, leve.

En concreto, ocho jurados han votado a favor de que el trastorno psiquiátrico que la mujer tiene diagnosticado afectó «no de forma importante» a su capacidad de comprender el hecho o a su posibilidad de autocontrol y han rechazado por unanimidad que este trastorno psicótico anulase por completo o afectase gravemente a sus capacidades mentales.

Entre los hechos no probados por el jurado figura también que la acusada tiene un trastorno de personalidad que no afectaba a su capacidad, pero que si disminuía la posibilidad de comprender la ilicitud del hecho, contra el que han votado ocho jurados y uno a favor.

Hechos no probados

El acta del jurado recoge que han rechazado por unanimidad la posibilidad de que Desirée Leal muriese por la ingestión de trazodona, sin intervención de la madre.

Además, rechazan, por cinco votos en contra y cuatro a favor, que la acusada idease previamente una coartada que, posteriormente, contó a sanitarios y policías, alegando que la menor podía haber bebido de un agua con sedante que ella tenía preparada con anterioridad con la intención de suicidarse.

Por todo ello, cree por unanimidad a Ana Sandamil culpable del asesinato de su hija, y se manifiestan en contra de la posibilidad de que se beneficie de un indulto o de la posibilidad de suspender la pena privativa de libertad.

Prisión permanente revisable

Ana Sandamil se enfrenta por estos hechos a una posible condena a prisión permanente revisable, según piden tanto Fiscalía como la acusación particular, que ejerce el padre de la niña, y la popular, de la Fundación Amigos de Galicia.

Asimismo, Fiscalía y acusación popular solicitan una indemnización de 300.000 para el padre de la pequeña, mientras que la particular pide 120.000 euros.

Al concluir la sesión de este martes, las partes se han ratificado en las peticiones. Ahora, una vez emitido el veredicto, será el tribunal el encargado de dictar sentencia.

Te puede interesar

Comentar ()