Ciencia y VidaAstronomía

Descubren un anillo en el planeta enano Haumea

logo
Descubren un anillo en el planeta enano Haumea
Anillo en Haumea

Anillo en Haumea CSIC

Resumen:

Saturno es conocido por sus anillos, pero otros tres planetas gigantes del Sistema Solar cuentan con estas estructuras: Júpiter, Urano y Neptuno. Ahora sabemos que un planeta enano, Haumea, también tiene al menos un anillo.

Un equipo liderado por el CSIC ha logrado determinar las características de Haumea y su anillo. Está formado probablemente por fragmentos de roca y hielo, como en el caso de sus hermanos mayores.

Haumea es el más desconocido entre los planetas enanos del Sistema Solar. Plutón es el más célebre, seguido de Eris, Ceres y Makemake. Haumea es, sin embargo, enigmático. Empezando por su forma apenpinada.

“Hay varias explicaciones para la formación del anillo. Por ejemplo, pudo surgir tras una colisión con otro objeto, o por la liberación de parte del material superficial debido a la rápida rotación de Haumea”, apunta José Luis Ortiz, del Instituto de Astrofísica de Andalucía. Este primer hallazgo de un anillo alrededor de un objeto transneptuniano muestra que la presencia de anillos podría ser mucho más común de lo que se creía en los sistemas planetarios.

El planeta pelota de rugby

Haumea tiene forma de balón de rugby, gira muy rápido (su día dura apenas 4 horas) y está compuesto en gran parte por agua helada. Es precisamente su velocidad de rotación lo que hace que el planeta se deforme y adquiera su forma elipsoidal.

Un año allí dura dura 248 de los terrestres, y en la actualidad se halla a unas 50 veces la distancia entre la Tierra y el Sol de nosotros. Cuenta con dos satélites: Hi’iaka y Namaka. Gracias a los datos recién publicados, se conoce que Haumea mide unos 2.320 kilómetros en su lado más largo, casi igual que Plutón, pero que carece de una atmósfera global similar a la de Plutón.

Para desentrañar sus secretos se ha desarrollado un método complejo pero eficaz que consiste en observar al objeto cuando pasa por delante de estrellas de fondo, de manera que produce un pequeño eclipse. Así se consigue determinar sus características (tamaño, forma y densidad), según se publica en Nature. Este método ya ha sido empleado con éxito para conocer los planetas enanos Eris y Makemake.

“Predijimos que Haumea pasaría delante de una estrella el 21 de enero del 2017 y 12 telescopios de diez observatorios europeos observaron el fenómeno”, indica Ortiz. “Gracias a este despliegue de medios hemos podido reconstruir con mucha precisión la forma y tamaño del planeta enano Haumea, con el sorprendente resultado de que es bastante más grande y menos reflectante de lo que se pensaba. También es mucho menos denso de lo que se creía y esto soluciona algunas incógnitas sobre este objeto”.