Ciencia y Vida | Investigación

En busca de ADN en Atapuerca

logo
En busca de ADN en Atapuerca
Yacimiento de la Gran Dolina vista desde arriba. JORIDI MESTRE IPHES

Yacimiento de la Gran Dolina vista desde arriba. JORIDI MESTRE IPHES

Resumen:

El equipo que trabaja en la Sima de los Huesos de Atapuerca trabajará para extraer fósiles en las zonas más próximas a la pared del yacimiento, donde en principio podrían estar mejor conservados, para intentar secuencia ADN nuclear, ha informado hoy uno de los codirectores, Juan Luis Arsuaga.

Ha reconocido que “es algo muy difícil”, aunque en su opinión lograr secuenciar solo un uno por ciento, ya sería un hito científico. El objetivo es conocer algo más de los restos de homínidos de la Sima de los Huesos, que se clasificaron inicialmente como Homo heidelbergensis, hasta que los tres codirectores de Atapuerca decidieron quitar esa clasificación y dejarla pendiente para el futuro.

Arsuaga ha explicado hoy a los periodistas en una visita a los yacimientos que en este momento solo se pueden definir como Preneandertales, aunque se ha mostrado convencido de la necesidad de una nueva definición de las especies de homínidos que se ajuste más a lo que “dicen los nuevos hallazgos”. El caso de la Sima de los Huesos es especialmente singular porque se trata de una acumulación de restos de, al menos, 28 individuos, agrupados en el yacimiento.

En contra de la teoría de algunos expertos, Arsuaga insiste en su convicción de que no cayeron accidentalmente, sino que fueron arrojados por otros individuos “seguramente en algún tipo de ritual muy básico, seguramente no acompañado de ceremonia”

Miguelón, un hallazgo único

Miguelón o Cráneo número 5 es la pieza estrella de los yacimientos de Atapuerca. Nunca se había encontrado un cráneo tan completo y bien conservado. Gracias a él la humanidad pudo ver por primera vez con claridad la cara de un Homo heidelbergensis. Miguelón era alto, ancho y corpulento. Utilizaba herramientas sofisticadas y conocía el fuego. Fue el predecesor de los neandertales. Hay fósiles originales de un puñado de estos seres en el Museo de la Evolución Humana, en Burgos. | Vídeo: A. Valenzuela y M. Viciosa

;