Ciencia y Tecnología | Inteligencia Artificial | Sociedad | Tecnología y Gadget

Llega el primer robot-camarero a Zaragoza

Cocina habilitada en el interior de la Casa Azul de Claude Monet.

Cocina habilitada en el interior de la Casa Azul de Claude Monet. Homeaway

Mulán es la primera robot-camarera que ha llegado a un bar de Zaragoza. Los clientes de la cafetería Atrapasueños (en el número 4 de Tomás Bretón) no han parado de hacerse fotos con ella impresionados con su llamativo aspecto futurista.

Estos robots llevan funcionando de manera experimental en Madrid y Valencia desde el pasado verano. El cometido de la androide es llevar los pedidos de la cocina a la mesa y recoger los platos en sus brazos con forma de bandeja que pueden soportar hasta 25 kilos. Si algún objeto se interpone en su camino, se frena y dice en voz alta: «Permítame el paso» o «Me está obstruyendo el camino». Sin embargo, aunque Mulán pueda desear un «buen provecho», no se puede mantener una conversación con ella ya que sus mensajes son un tanto limitados, según fuentes del diario Heraldo.

«Cogí la idea de un compatriota que tiene un restaurante en Valencia. En China son muy comunes», afirma Cristian Yang, responsable de la cafetería que ofrece «comida casera española». El propietario de ascendencia china explica que decidió comprar al robot porque el «bar es bastante grande» y por las mañanas «los camareros se tienen que dar continuos paseos para llevar y traer la vajilla». Aunque pueda servir de gran ayuda «no sustituye a los camareros reales», sostiene Yang.

El bar integrado por cinco camareros tiene una nueva integrante con una cámara en la cabeza y sensores de movimiento en los brazos. Su programación germinal se puede controlar a través de la tablet del dueño. Yang hizo una inversión de unos 5000 euros para hacerse con el autómata. No obstante, existen diferentes precios en función del ‘software’ que lleve dentro.

Comentar ()