Animales

Los casos de ántrax en Badajoz suben de uno a seis y afectan a vacas y caballos

La enfermedad, de la que España no había notificado ningún caso en 17 años, ha resurgido con focos en Badajoz y Ciudad Real.

Imagen de recurso de dos caballos en los campos de Extremadura

Seis casos de ántrax confirmados en Badajoz, tres caballos y tres vacas. Unsplash

El foco activo de ántrax en la provincia de Badajoz ha producido ya seis casos confirmados por la Consejería de Sanidad extremeña, tres en equinos y tres en bovinos. Cuatro de los cinco casos nuevos confirmados en el día de hoy afectan al pueblo donde surgió el primer caso, Navalvillar de Pela, pero otro de ellos se ha dado en otra localidad a 27 kilómetros de la primera, Talarrubias.

La enfermedad del ántrax o carbunco ha sido endémica en muchos territorios desde la antigüedad y se denominaba de los «campos malditos» porque una vez la bacteria se asentaba en el terreno, sus esporas tenían capacidad de resistir décadas en el terreno y si los animales pastaban en ellos, caían enfermos y la mortalidad era generalizada.

Pero las primeras vacunas contra esta enfermedad grave y que también afecta a humanos datan de la segunda mitad del siglo XIX y su generalización como la de los antibióticos han convertido en marginal. De hecho, los dos focos conocidos esta semana – en Ciudad Real con 25 vacas fallecidas y éste activo en Badajoz – son los primeros que sufre España desde 2004, según el informe emitido por España a la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE).

La aparición de nuevos casos preocupa a los veterinarios de la zona y en unas declaraciones este martes, el presidente del Real Colegio de Veterinarios de Cánceres, Juan Antonio Vicente, expresaba que el colectivo está «preocupado pero confiado en que las actuaciones sean correctas».

La Junta de Extremadura, que no confirma el número de casos en estudio, ha activado un plan de vigilancia epidemiológica con la contratación de la empresa Tragsatec. Vicente explicaba en sus declaraciones durante un evento del Colegio que «es la que se está encargando de eliminar los cadáveres con las medidas de seguridad».

Además de los animales, la enfermedad ha afectado a un veterinario que había realizado una necropsia al primer caballo afectado. El profesional estuvo hospitalizado aunque pasó la enfermedad de forma leve y ya está en casa, como ha confirmado a El Independiente la Consejería de Sanidad. Otras dos profesionales que habían realizado el trabajo junto a él fueron hospitalizadas de forma preventiva pero ya han sido dadas de alta sin haber desarrollado sintomatología.

El veterinario se había contagiado por vía cutánea, la más leve. La infección también puede adquirirse por vía digestiva o respiratoria y en esos casos la mortalidad es mucho mayor, de hasta el 70% en la vía respiratoria.

Este periódico ha tratado de confirmar que hay seis focos de la enfermedad con el Ministerio de Agricultura, un dato apuntado por el portal veterinario Animals Health. Sin embargo, el Ministerio ha declinado confirmar ni desmentir los datos bajo el argumento de que corresponde informar de esto a la comunidad autónoma.

El resurgir de la enfermedad se achaca a que los animales hayan pastado en lugares no habituales que normalmente estarían cubiertos de agua. Así figura en el informe enviado a la OIE respecto a los casos de Badajoz y también a ello se refirió Vicente sobre los casos extremeño: «Los casos están posiblemente asociados a la bajada de agua en ciertos embalses». La situación en Badajoz continúa bajo estudio.

Te puede interesar

Comentar ()