Medio Ambiente

España se enfrenta a la operación salida ante la amenaza de la ola de calor

Las temperaturas rondarán los 40 grados este viernes y sábado en buena parte de la península

logo
España se enfrenta a la operación salida ante la amenaza de la ola de calor

Vista de un termómetro cuya temperatura oscila entre los 40 y 45 grados en Toledo. EFE

Resumen:

España vive esta semana inmersa en la primera ola de calor del verano. Las temperaturas, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), serán «extraordinariamente altas». Los termómetros superaran los 40 grados coincidiendo en unas fechas clave para el turismo: la operación salida de agosto.

La ola de calor comenzó este jueves y se prolongará al menos hasta el sábado. Hay dos razones principales que explican esta subida: la fuerte insolación y la llegada de aire cálido africano, explica a Efe Rubén del Campo, portavoz de la Aemet. En agosto las temperaturas medias suelen situarse en torno a los 24 grados. Las máximas suelen rondar los 35-36 grados. De hecho, julio es un mes más caluroso. Pero este año entraremos en agosto con valores que superan las máximas habituales.

Un ejemplo de cómo afectará la ola de calor al país está en el norte. En el área cantábrica se superarán los 40 grados y han activado la alerta por riesgo extremo en Vizcaya y avisos de nivel naranja en amplias zonas. La escalada del calor se empezó a notar ayer en gran parte del interior peninsular y Baleares. La red de estaciones de la Aemet registró decenas de valores por encima de los 40 grados.

¿Cuáles son las regiones más afectadas?

El mapa del calor mostró ayer al País Vasco y ha las Baleares como zonas más afectadas por el ambiente caluroso. En concreto, las temperaturas tendieron a subir en la cornisa cantábrica de forma extraordinaria y en la mitad noreste peninsular y Baleares de forma notable. De tal manera que se alcanzaron los 40ºC en el Cantábrico oriental, incluyendo puntos próximos a los litorales de Guipúzcoa y Vizcaya, en los valles del Ebro, Tajo, Guadiana y Guadalquivir.

En el resto, incluyendo el interior de Mallorca, las temperaturas oscilaron entre los 36 y los 40ºC. Solamente se salvaron de la canícula los litorales.

El viernes, más calor en el sur

De cara a este viernes, el portavoz ha avanzado que las temperaturas bajarán notablemente en el Cantábrico, «por lo que el calor extremo solo durará un día en esta zona», que será algo menos acusado en Galicia. Sin embargo, en el tercio sur y el este peninsulares y en Baleares «subirán ligeramente y de manera más clara en el área mediterránea».

Por ello, las temperaturas probablemente superarán los 40ºC en áreas del sur y nordeste peninsular, y los 36-40ºC en el resto de la mitad sur, mitad este, zona centro, Baleares y puntos de la mitad norte, según el aviso actualizado de AEMET por la ola de calor.

Descensos el domingo

Para el sábado, Del Campo ha indicado que el descenso de temperaturas se extenderá a la mayor parte de la mitad norte peninsular y de forma más ligera a los valles del Tajo, Guadiana y a Baleares. Las temperaturas seguirán subiendo en el área de Levante y en el sur de Andalucía y se mantendrán en el resto.

Ese día se superarán los 40ºC en el interior del tercio sur y en puntos del interior del área de Levante, y los 36-38ºC en el resto de la mitad sur y del tercio este peninsulares y en Baleares. A partir del domingo 2 de agosto es probable que el descenso de temperaturas se extienda progresivamente al resto de zonas.

Comentar ()