una mujer atraviesa una calle inundada en belgica

Una mujer atraviesa una calle inundada tras las lluvias extremas de este mes de julio que dejaron 200 muertos en Bélgica y Alemania. Bruno Fahy/BELGA/dpa

Internacional | Medio Ambiente Nuevo informe del Panel Intergubernamental de expertos de la ONU

Examen final de la ciencia al cambio climático

Es el examen decisivo de la comunidad científica internacional sobre la situación del cambio climático. El Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés), la máxima entidad científica mundial para este fenómeno, dará a conocer el lunes 9 de agosto el primer documento de su sexto informe: La base de la ciencia física. El de mayor peso científico sobre el cambio climático.

El resultado de este informe determinará la actuación política contra la crisis climática en un año en el que sus efectos se han hecho más patentes que nunca. El informe va a ofrecer una actualización sobre cómo afecta al clima el incremento de los gases de efecto invernadero y va a abordar en profundidad los episodios climáticos extremos y la atribución de estos a la influencia humana. Es ya abrumadora la literatura científica que vincula las olas de calor, las sequías, los ciclones tropicales y otros sucesos directamente con la actividad humana. 

El informe presentará, además, estimaciones actualizadas del incremento del nivel del mar en este siglo y, por primera vez, analizará el escenario específico de una subida de 1,5ºC de la temperatura media en el planeta. Esto es, el objetivo marcado por los estados firmantes del Acuerdo de París, según el cual los países tomarán las medidas necesarias, principalmente en materia de reducción de emisiones, para evitar que la temperatura del planeta se eleve por encima de 1,5ºC. En su Informe especial de 2018, el IPCC predijo que, si no se actuaba, el límite de 1,5°C se iba a superar entre 2030 y 2052.

Lo que esta primera parte del sexto informe no incluye es cómo cumplir el objetivo de 1,5ºC del Acuerdo de París. Esto es lo que se va a desarrollar en las restantes tres partes de este Sexto Informe de Evaluación, que se publicarán al año que viene.

Otra de las preguntas que intentará responder este nuevo examen de la ciencia es qué pasará una vez que logremos las emisiones netas cero a escala global. Los investigadores están por lo general de acuerdo que con cero emisiones se acabará logrando detener el aumento de la temperatura pero como el CO2 es acumulativo, la cantidad que haya en la atmósfera cuando se supriman las emisiones marcará cómo será el pico de temperatura que alcanzaremos. Tampoco se evitara -con el CO2 acumulado en la atmósfera actualmente- la descongelación de capas glaciares polares con el consecuente incremento del nivel del mar. Se puede decelerar la subida del nivel del mar y ganar tiempo para mitigar su impacto económico y social, pero no frenarla. La única alternativa para evitar esos impactos asegurados sería retirar el CO2 de la atmósfera, solución que no está científicamente clara, ni está tecnológica ni políticamente sobre la mesa.

El IPCC, desde su creación como organismo de la ONU en 1998, ha elaborado cinco informes y ahora lleva varias semanas consensuando la primera parte del sexto. Esta primera parte está centrada en los aspectos científicos de los procesos de cambio climático, las evidencias que se manejan sobre cómo la emisión de gases de efecto invernadero afecta a nuestro clima y previsiones de cómo lo hará.

El sexto informe que se empieza a publicar ahora terminará en 2022 coincidiendo con el primer balance mundial de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC).

«Este informe apremia a los gobiernos a aumentar sus compromisos y cumplirlos en la próxima Cumbre del Clima este año en Glasgow, la COP26, para hacerlos coherentes con estos nuevos datos científicos del IPCC».

Raquel Montón, responsable de Energía de Greenpeace.

Ursula Von der Leyen visita zonas afectadas por las inundaciones en Bélgica.

Qué es el panel de expertos IPCC

El IPCC es una organización científica, compuesta por 195 países miembros y organizada para ofrecer una base científica a las políticas públicas climáticas. No realiza investigaciones propias, sino evaluaciones de los estudios científicos existentes publicados. 

Cómo funciona el IPCC

Los científicos trabajan de forma voluntaria; cada informe cuenta con su propio equipo de coordinadores, investigadores punteros y editores, seleccionados mediante un proceso muy riguroso. E implican en el proceso, mediante rondas de revisión de expertos, a colectivos de investigadores y especialistas (incluyendo a expertos de Gobiernos).

En 2019, en El Independiente, preguntamos al respecto a Marta Rivera Ferre, investigadora de la Universidad de Vic que participó en el informe global de 2017. “Nuestro trabajo en el IPCC es voluntario, no cobramos nada. Es un proceso muy transparente. En mi participación en el informe tuvimos que dar respuesta a 25.000 comentarios de científicos, técnicos de gobiernos y expertos en la materia. Sólo en el capítulo en el que yo participé. Una vez concluido este proceso, hay una figura que es el editor-revisor, que comprueba que todos los comentarios están respondidos de manera adecuada. Sólo se pueden incluir referencias científicas”, explicó la investigadora.

Cómo afectará este informe a la acción climática

La expectación es máxima, especialmente de cara a la COP 26, la cumbre del clima de la ONU prevista para el próximo mes de noviembre en Glasgow. “Este informe apremia a los gobiernos a aumentar sus compromisos y cumplirlos en la próxima Cumbre del Clima este año en Glasgow, la COP26, para hacerlos coherentes con estos nuevos datos científicos del IPCC. Toda la clase política debería estar trabajando las veinticuatro horas del día en ello para alinear todos los esfuerzos de la humanidad para detener el cambio climático catastrófico”, afirma la responsable de energía de Greenpeace España.

La acción política multilateral se ha visto favorecida por el cambio de presidencia en EEUU con un Biden que anunció una reducción drástica de las emisiones de EEUU y los compromisos de Reino Unido que quiere que la comunidad internacional salga con más ambición climática de la cumbre de Glasgow.

Te puede interesar

Comentar ()