Medio Ambiente

Incendios en Ávila: el fuego en Navalacruz arrasa ya más de 5.000 hectáreas

Un vecino de la localidad abulense de Robledillo colabora este domingo en las labores de extinción del incendio declarado ayer en los municipios abulenses de Navalacruz y Cepeda de la Mora y La Parra. EFE/Raúl Sanchidrián

El incendio de Navalacruz (Ávila) podría haber quemado más de 5.000 hectáreas de terrenos de matorral, pasto y superficie arbolada, según el delegado territorial de la Junta, José Francisco Hernández.

En Solosancho (Ávila), en el puesto de mando avanzado, ha informado que el perímetro del fuego, causado por el incendio de un coche en la mañana del sábado en la N-502, es de 40 kilómetros.

El delegado de la Junta, acompañado del director general de Patrimonio Natural y Política Forestal, José Ángel Arranz, ha asegurado que las condiciones han sido «muy adversas» durante la madrugada a causa del fuerte viento reinante y las elevadas temperaturas.

Según Arranz, pueden haber ardido «entre 5.000 y 6.000 hectáreas», sobre todo matorral y pastos. «En estos momentos el principal frente activo se encuentra en la zona oeste, que es arbolada, y donde la «cabeza del incendio dificulta la estabilización del fuego», ha agregado.

La Junta de Castilla y León ha elevado el nivel de peligrosidad del incendio que se declaró el sábado en el municipio abulense de Navalacruz -Cepeda de la Mora-, ante el peligro que entraña para la población, ya que se ha decretado la evacuación de los vecinos de Villaviciosa y Solosancho.

Se trata de dos anejos del municipio de Solosancho (950 habitantes), situado a unos 20 kilómetros de la capital, desde donde se divisa con mucha nitidez el humo procedente del fuego, que ha avanzado varios kilómetros durante la pasada madrugada.

Según ha informado la Junta de Castilla y León, este incendio ha pasado de Nivel 1 de peligrosidad en una escala de 0 a 3, a ser declarado de Nivel 2 a las 5.00 de la mañana, ante «el riesgo que entraña para los bienes distintos a los de naturaleza forestal».

Por ello, se ha procedido a la evacuación de los vecinos de los anejos de Solosancho, Villaviciosa y Robledillo, que entre ambos suman algo más de 300 habitantes, si bien en estas fechas incrementan su población de forma notable.

Según informa la cuenta de Protección Civil de Ávila, para acoger a los evacuados de estos dos núcleos de población, se ha habilitado el Centro de Usos Múltiples (CUM) «Carlos Sastre» de la capital abulense como «albergue provisional».

Las llamas de este incendio podían verse con claridad esta noche desde la capital, ya que su avance era muy rápido desde el kilómetro 38,000 de la N-502 (Ávila-Córdoba) en el que se produjeron, debido posiblemente a un coche que salió ardiendo y quedó en la cuneta, desde donde el fuego se extendió monte arriba.

La UME manda refuerzos

La Unidad Militar de Emergencias ha desplegado en los incendios de Navalacruz y El Raso un total de 191 militares y 75 medios que están coordinados desde el puesto de mando del BIEM V en León.

Según informa la Delegación del Gobierno, durante la noche, además, se han incorporado en ambos incendios el puesto de mando de cada uno de ellos, en el que se incluye equipo de policía militar, ambulancia, equipo de mantenimiento y otro de abastecimiento. Además, al incendio de Cepeda la Mora se incorporó una Dozer D7 del BIEM V.

Pese a la acción de numerosos medios durante toda la jornada, incluida la Unidad Militar de Emergencias (UME), que fue solicitada por la Junta de Castilla y León, las llamas han avanzado muy rápidamente, hasta hacer necesaria la evacuación de estas dos poblaciones del Valle Amblés.

Desde Ávila el fuerte olor a humo y su presencia en el cielo es evidente desde esta parte de la provincia, situada a unos 20 kilómetros de la capital.

Teniendo en cuenta que su posible control podía prolongarse durante más de doce horas, la Junta de Castilla y León declaró este incendio de Nivel 1 de peligrosidad en una escala de 0 a 3, aunque esta madrugada, ante la evolución de las llamas, se ha decretado el Nivel 2.

En la zona han trabajado numerosos terrestres del Gobierno autonómico, del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco) y del Ministerio de Defensa -UME-, cuyos efectivos también se han trasladado al suroeste de la provincia para participar en las labores de extinción del incendio declarado en la tarde del sábado en La Parra, un anejo de Arenas de San Pedro.

Según ha informado la cuenta de Emergencias Ávila, la Policía Local está apoyando a la Guardia Civil en labores de control de tráfico y confinamiento de poblaciones, así como en la realización de cortes de tráfico entre los kilómetros 20,000 y 36,000 de la N-502 en los cruces de La Hija de Dios y Mengamuñoz.

En las imágenes difundidas el sábado a través de la redes sociales se observó a un vehículo ardiendo en el arcén de la N-502, a la altura del kilómetro 38,000, en la subida del puerto de Menga en dirección Ávila.

A partir de ese punto, las llamas se extendieron ladera arriba del monte próximo, lo que obligó a intervenir a medios aéreos y terrestres de la Junta y del Miteco.

La Administración autonómica mantiene hasta el lunes alerta de riesgo de incendios forestales por las condiciones meteorológicas.

Te puede interesar

Comentar ()