Medio Ambiente

Las claves de Boris Johnson para el éxito de la transición energética en 2030

Boris Johnson durante la sesión de ayer de la cumbre.

Boris Johnson durante la sesión de ayer de la cumbre. EFE/EPA/ROBERT PERRY

Que Reino Unido es una de las potencias económicas más avanzadas en sus estrategias de transición hacia una economía de cero emisiones es algo que ya se sabía, pero el liderazgo Boris Johnson es un papel que pocos le podrían haber atribuido al primer ministro británico. Johnson ha pasado de reírse del cambio climático a ser ahora el mandatario que más empuja los compromisos de los países en la cumbre del clima Glasgow.

El Gobierno británico ha publicado un informe, elaborado por expertos de instituciones de China, Brasil, India, Italia y el Reino Unido, que señala las oportunidades de la transición a una economía sin emisiones actuando en los sectores del acero, el hidrógeno, la energía y el transporte. Según el gobierno británico los cuatro sectores podrían crear 20 millones de puestos de trabajo en todo el mundo, añadir alrededor de un 4% del PIB mundial adicional y suponer 16,7 billones de dólares de inversión para 2030 en las economías emergentes y avanzadas. 

Siguiendo el modelo británico de transición energético 40 países han dado su respaldo a la Agenda de Glasgow, según la cual los países no se obligan a nada, si bien se comprometen acelerar el despliegue y la viabilidad financiera de soluciones de cero emisiones sectores que más emiten y sobre los que antes no se había tratado en cumbres anteriores, como el caso del acero, que es un sector difícil de reducir emisiones. Estos son los sectores en los que Johnson se apoya para dibujar un optimista horizonte de reducción de emisiones.

Energía: La energía limpia es la opción más fácil, económica y segura para que todos los países puedan satisfacer sus necesidades energéticas de manera eficiente para 2030, establece la agenda de Johson. Un informe reciente de la Agencia Internacional de Energía sobre el sector eléctrico en los países del G7 concluye que el sector eléctrico de estos países podría alcanzar el nivel cero neto en su totalidad para 2035.

Transporte por carretera: La segunda pata de este plan es más difícil, pero se refiere a una senda que ya se ha iniciado. Los vehículos con cero emisiones ya están aquí. “Son la nueva normalidad de acceso, asequible y sostenible en todas las regiones para 2030”, asegura el plan de Johnson. La electrificación de la movilidad es una de las máximas aspiraciones de quienes quieren reducir las emisiones ya que el transporte representa una quinta parte de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero, de las cuales el 89% corresponde al transporte por carretera.

Acero: Hablar de acero con emisiones casi nulas era algo prácticamente impensable hasta hace poco. Según el plan británico es viable la fabricación y uso eficiente y producción de acero con emisiones casi nulas. “El hecho de que el sector del acero haya sido elevado a un acuerdo a nivel de líderes mundiales muestra la importancia del sector para alcanzar nuestros objetivos de carbono y subraya que existen soluciones de descarbonización que sólo necesitan ser ampliadas. Aunque el avance de Glasgow es una buena señal de intenciones, lo que realmente necesitamos ahora son políticas concretas a nivel nacional para acelerar la transición», ha señalado Chris Bataille, autor del capítulo industrial del AR6 del IPCC y autor del escenario del sector siderúrgico del 15C: netzerosteel.org

Hidrógeno: El hidrógeno «verde» producido a partir de energías renovables está ampliamente aceptado como el único hidrógeno con cero emisiones. Según Bloomberg, el hidrógeno «verde» ya será más barato que el hidrógeno «azul» (fabricado a partir de gas natural + CCS) en 2030. Cualquier compromiso con el hidrógeno «azul» sería una distracción arriesgada a corto plazo hasta 2030.

Agricultura: La hoja de ruta británica contempla la agricultura sostenible y resiliente al clima como la mejor opción para 2030. En este capítulo la reducción de emisiones por metano es clave, pero los grupos ecologistas no lo terminan de ver tan claro y demandan una acción más determinante y orientada a las dietas más saludables.

Te puede interesar

Comentar ()