Meteorología

Las olas de calor en junio se han multiplicado por cinco en lo que va de siglo

La presencia de una DANA en las Azores no permite determinar con exactitud cuándo terminara la ola de calor.

Unos turistas descansan sentados a la sombra junto a los Reales Alcázares de Sevilla

Unos turistas descansan sentados a la sombra junto a los Reales Alcázares de Sevilla bajo la intensa ola de calor que mantiene en alerta a toda España, salvo Asturias y Canarias. EFE/Julio Muñoz

¿Es normal que haya una ola de calor a mediados de junio? No es extraordinario, pero cada vez es más frecuente; demasiado frecuente. Rubén del Campo, meteorólogo de la Agencia Española de Meteorología (AEMET) hace memoria. “Desde 1975 hasta el año 2000 hubo solo dos olas de calor, desde el 2001 hasta el 2022 ha habido nueve por tanto la frecuencia se ha multiplicado por cinco, si nos referimos al mes de junio” afirma.

El calor, como siempre que hay una ola, nos parece el peor que hemos vivido. Le preguntamos a Del Campo sí es así, pero no puede contestar. “El episodio de mediados de junio con las previsiones que hemos visto estos días está entre uno de los más intensos de estas fechas en los últimos 20 años, pero todavía no podemos precisar porque hay que observar los datos en los días que quedan”.

Lo que sí nos puede asegurar es que la anterior ola de calor de un mes de junio, la de 2019, que se produjo a finales de mes dentro del verano, batió varios récords: “Aquella fue muy intensa, no sólo de junio, sino en el conjunto de los meses de verano”, asegura el portavoz de AEMET. 

La recurrencia y la mayor frecuencia de los fenómenos meteorológicos extremos, y la ola de calor lo es, es una de las características que los científicos atribuyen al cambio producido en el clima por la presencia de gases de efecto invernadero como el CO2 y el metano. ¿Está esta ola causada por el cambio climático?  “La recurrencia de las olas de calor en general ha aumentado en la última década con respecto a las anteriores”, afirma Del Campo. 

“La atribución al cambio climático hay que hacerla posteriormente para ver qué grado de influencia ha tenido. Lo que es indudable es que toda ola de calor tiene detrás la huella del cambio climático en el sentido de que son más probables y son más intensas las olas de calor y la recurrencia en sí misma es parte de ese cambio climático. Que esta ola de calor sea tan intensa y sea de las más intensas de estas mismas fechas de junio en los últimos 20 años, esa intensidad, -precisa Del Campo- la ha hecho más probable el cambio climático”.

La tendencia que marcan las predicciones científicas es que a mediados de siglo, en un escenario de emisiones de efecto invernadero medio, el tamaño promedio de las olas de calor podría aumentar en un 50%.

¿Cuándo termina la ola de calor?

Se deba o no al cambio climático, a efectos prácticos, estos días nos estamos torrando de calor. Y queremos saber hasta qué día vamos a estar así, porque es miércoles y la semana se hace más larga con este tiempo. Con unas temperaturas mínimas con valores entre los 20 y los 25 ºC en amplias zonas del sur y zona centro de la península las noches apenas traen alivio. 

Rubén del Campo explica cuándo se terminará, con distintos escenarios, esta ola de calor. Según AEMET “entre el miércoles y el viernes aumenta la incertidumbre en cuanto a la evolución de las temperaturas, aunque en general se esperan ligeros cambios. El miércoles es probable un ligero descenso en el área cantábrica y en la mitad sur peninsular, mientras que continuarán en ascenso en el valle del Ebro. El jueves es probable un nuevo aumento térmico en el área cantábrica así como un ligero descenso en la vertiente atlántica y otras zonas del interior peninsular”. 

Pero no se puede cantar victoria, la ola guarda una nueva arremetida y el viernes “la mayoría de los escenarios apuntan a un nuevo ascenso en la mayor parte de la Península y Baleares”. 

Según las previsiones el sábado sería el día más probable en el que desciendan las temperaturas, pero en la mitad occidental peninsular y, aunque algo atenuado el resto seguirá en valores muy elevados. Las dudas que tienen los meteorólogos proceden de la presencia de una DANA procedente de las Azores. De su influencia, mayor o menor, depende en qué momento del fin de semana se cierra este episodio. Lo único seguro es que el lunes ya no habrá ola de calor.

Te puede interesar

Comentar ()