Meteorología

Las inundaciones en las carreteras provocan peligrosos desprendimientos y cortes en Extremadura

El paso de la borrasca Efraín ha dejado intensas lluvias en el norte extremeño que han provocado numerosos problemas

El paso de la borrasca Efraín ha dejado intensas lluvias en el norte extremeño que han provocado numerosos problemas. EFE

Las intensas lluvias que están cayendo en Extremadura en las últimas horas han provocado cortes de carreteras, entre ellas la que comunica las dos capitales de provincia, e inundaciones de numerosas viviendas y garajes en Zarza de Granadilla (Cáceres), un municipio al que se sólo se puede entrar por un acceso dado que el resto están anegados.

La situación ha llevado a la Junta de Extremadura a activar el Plan Especial de Protección Civil de Riesgo de Inundaciones (INUNCAEX) en situación 1 de emergencia ante las inundaciones en algunas poblaciones de la región.

En estos momentos, las mayores complicaciones se registran en los municipios de La Roca de la Sierra (Badajoz) y Cáceres, a causa de la subida de agua, y también en Zarza de Granadilla.

«No sabemos de dónde sale tanta agua», ha declarado a EFE el alcalde de esta última localidad, Jesús Puertas, quien ha explicado que los desagües del municipio no han dado abasto y los arroyos de la zona no han podido evacuar el agua, con lo que han terminado uniéndose unos con otros.

«El agua ha entrado en garajes, en casas, en sótanos», sin provocar daños personales, ha afirmado el primer edil de este municipio de unos 1.800 habitantes, cuya residencia de personas mayores se ha puesto a disposición de los vecinos afectados, aunque no ha sido necesario su uso dado que se han reubicado en casas de familiares.

Al centro del pueblo, ha indicado, sólo se puede entrar por el acceso a la plaza de toros, dado que el resto está inundado, y desde la autovía A-66 solo se puede hacer por la salida de La Granja, dado que la de Casas del Monte también está cubierto por el agua.

Ha explicado que el agua está subiendo de nivel más que ayer, cuando una joven del municipio se llevó un «susto» dado que se vio sorprendida en una carretera cuando circulaba, aunque le dio tiempo a salir del vehículo, que fue arrastrado por la corriente.

Las lluvias han provocado también numerosos cortes de carretera en Extremadura, entre ellas la N-523, que enlaza las ciudades de Cáceres y Badajoz y que ha quedado cortada al tráfico de vehículos en todo su trazado y en ambos sentidos de circulación debido a los numerosos saltos de agua, según ha informado la Delegación del Gobierno.

Asimismo, la carretera EX-110 está cortada por acumulación de agua entre Zapatón y Puerto de los Conejeros, y también hay cortes con el cruce de esta vía con la BA008 y la EX-325 a la altura de Alburquerque, así como en la EX-214, entre los municipios de Alburquerque y Villar del Rey.

El Centro de Atención de Urgencias y Emergencias 112 de Extremadura ha recibido un total de 484 llamadas desde las 00:00 horas de este martes y, en cuanto a incidentes, se han registrado un total de 95, de los cuales, 29 han sido relacionados con fenómenos meteorológicos adversos, según ha detallado el Gobierno regional.

La directora general de Emergencias, Protección Civil e Interior, Nieves Villar, ha manifestado que se espera «bastante lluvia» hasta la mitad de la tarde y que se ha pasado de una situación de «relativa calma» a pesar de la intensa lluvia a otra con numerosos incidentes, fundamentalmente en La Roca de la Sierra y Cáceres, pero también en Valdeíñigos, Torrejón el Rubio y Hervás.

Te puede interesar

Comentar ()