Gente

La soledad navideña de Lady Di

Diana de Gales.

Diana de Gales. EP

Que Diana de Gales tuvo que hacer frente a la soledad desde el minuto uno que se comprometió con el Príncipes Carlos es una realidad, pero lo cierto es que el infierno al que tuvo que someterse desde que se metió en la Casa Real británica fue mucho más de lo que podemos llegar a imaginarnos.

Una joven promesa que salvó a la Monarquía inglesa y que dio una imagen renovada, limpia y fresca de la Casa Real dejaba su vida para meterse de lleno en un mundo que desconocía y que no esperaba para nada que fuera tan poco acogedor. El sueño de muchos, llegar a ser príncipe, incluso rey, pero el desconocimiento de la mayoría de los mortales es saber que esa posición no te da la felicidad.

A ella no se la dio, incluso cuando tuvo a sus hijos, Guillermo y Enrique, Lady Di tuvo que lidiar con muchas situaciones por estar en muchas ocasiones alejadas de ellos. Aunque lo cierto fue que ellos le dieron el oxígeno que había perdido cuando se casó con el Príncipe Carlos.

Las fechas navideñas para Lady Di eran momentos en los que recordaba lo feliz que era cuando no tenía los objetivos de las cámaras todo el día enfocando su rostro. Un antes y un después que le pasó factura en todos los ámbitos y que tuvo que superar sin los consejos y el apoyo de su marido, la reina ni ningún miembro de la Casa Real.

Fechas en las que Lady Di se mostraba con una sonrisa en su rostro, como siempre y recibía el calor de todos los ciudadanos que la adoraban. Pero, ¿quién le animaba a ella? Una princesa que se debía al pueblo y que le daba todo lo que le pedía: compresión. Justo lo que ella no tenía con esa ‘maravillosa’ posición a ojos de todo el mundo.

Te puede interesar

Comentar ()