La influencer Marina Yers ha desatado la polémica con sus últimas declaraciones en TikTok, la red social que le ha dado a conocer. La joven ha respondido a quienes la criticaban por no utilizar la mascarilla en varios vídeos en los que aparece junto a una amiga con la que, al parecer, no convive: «Os han lavado ya la cabeza con esto de las mascarillas. ¿Qué problema tenéis? Si no me la quiero poner es problema mío».

«Estoy en mi casa, en mi urbanización, con mi vecina. No me la pongo», decía en un vídeo que ha borrado, pero que ronda por las redes. Marina Yers reconocía «que hay una pandemia mundial y todo lo que tú quieras, pero, ¿qué te influye a ti que no me la ponga yo? Me influye a mí, me contagio yo, es mi puto problema», afirmaba visiblemente molesta.

«No tengo personas mayores en casa, a mi madre le da igual, de hecho, no cree en el coronavirus y yo no me creo nada del Gobierno ni de los medios de comunicación», justificaba la influencer, que suma 3,8 millones de seguidores en TikTok.

No es la primera vez que Yers es noticia por sus declaraciones. Hace unas semanas, la conocida joven publicó un vídeo en el que aseguraba que el agua deshidrata, ya que, según su reflexión, «nunca pone que es un suero hidratante ni que sea algo que se use para la hidratación».

Poco después tuvo que retractarse: «Yo dije que el agua deshidrata. Pues resulta que me han encontrado arena en los riñones y tengo que beber dos litros de agua al día». «Ahora sí, que sí, puedo decir que el agua hidrata y mucho y yo me tengo que hidratar y mucho».