El ex guardameta de la selección española y del Real Madrid, Iker Casillas, ha publicado este domingo un polémico tuit en el pedía respeto afirmando ser ser gay, una publicación que ha generado desconcierto e indignación en la misma red social por la gratuidad del mensaje.

El caso es que la vida íntima de Casillas ha estado muy perseguida estas semanas y desde que terminó su última relación con Sara Carbonero. Esta semana se difundió la información de que el mostoleño mantiene una relación con la actriz Alejandra Onieva, hermana de Íñigo Onieva, hasta hace unos días prometido de Tamara Falcó.

La teoría con la que se especula es que el mensaje que ha lanzado el ex futbolista: «espero que me respeten: soy gay», sería una broma para tratar de reírse de los rumores que lo acompañan. Sin embargo, otros han querido hacer hincapié en que se trata de un desafortunado comentario que infravalora la discriminación que ha sufrido el colectivo lgtbi durante mucho tiempo y lo complicado que resulta para muchas personas «salir del armario».

Capturas de los tuits de Casillas y Puyol.

Además de los miles de reacciones que ha provocado el tuit, destaca la de otro conocido del fútbol español: Carles Puyol, que ha respondido siguiéndole la broma al proclamar: «Es el momento de contar lo nuestro, Iker».

La ‘broma’ ha alcanzado tal repercusión que algunos medios internacionales como el Mirror inglés, faltos de contexto han dado la información por válida aunque luego han rectificado.

Al comprobar el revuelo que ha causado la polémica, el propio Casillas se ha pronunciado asegurando que le han hackeado la cuenta y defendiendo su máximo respeto hacia la comunidad lgtbi.