Gente

Carlos III y Kate, señalados como racistas por el libro que arruina las navidades de la Familia Real

La acusación que formularon Meghan y Harry en la entrevista de Oprah Winfrey en 2021 ha tomado forma ahora gracias al nuevo trabajo de Omid Scobie, gran amigo de la exactriz

Harry, Meghan, Guillermo y Kate salen de Kensington Palace tras la muerte de Isabel II

Harry, Meghan, Guillermo y Kate salen de Kensington Palace tras la muerte de Isabel II EUROPA PRESS

The Crown, hazte a un lado, que viene un nuevo producto cultural a arruinar las navidades a la Familia Real británica. Endgame es el libro que promete dolores de cabeza a Buckingham, nuevo trabajo de Omid Scobie, el periodista más cercano a Meghan y Harry. En él, explica los sistemas que están en marcha para mantener la imagen de la Familia Real y lo hace sin miedo de "quemar puentes" con la institución y sus contactos dentro de ella.

Pero lo que el propio Omid Scobie ha calificado como un error de imprenta puede haber sido suficiente para quemar todos esos puentes. En Holanda ya se han retirado todos los ejemplares porque la traducción en dutch de Endgame incluía un dato que nadie se había atrevido a desvelar.

El príncipe Harry y Meghan Markle.
El príncipe Harry y Meghan Markle en la entrevista de Oprah. EP

La acusación más dura de Meghan y Harry

En la entrevista que marcó un antes y un después para Meghan y Harry, la que tuvieron con Oprah en marzo de 2021, el matrimonio soltó una bomba que dos años y medio después aún resuena. Contaron que, mientras la exactriz de Suits estaba embarazada de su hijo Archie, miembros senior de la Familia Real les hicieron preguntas "con preocupación" sobre qué color de piel tendría el bebé. Un interés que ha sido abiertamente considerado como racista, al considerar que implicaba que la posibilidad de tener un niño de tez oscura no era deseable.

Meghan y Harry no quisieron aclarar quién había sido, aunque sí descartaron a la reina Isabel II y su marido, el príncipe de Edimburgo. Por eso las miradas se dirigieron a toda velocidad hacia el rey Carlos III, entonces príncipe, y a su mujer, Camilla. Se esperaba que, por ser los mayores de la familia pudieran haber metido la pata sin mala intención.

Desde Buckingham no se hicieron ni confirmados ni desmentidos, pero el príncipe Guillermo sí se encargó de dejar claro que no eran una familia racista.

El príncipe Guillermo y Kate Middleton se casaron en 2011 y tienen tres hijos en común
El príncipe Guillermo y Kate Middleton se casaron en 2011 y tienen tres hijos en común. EUROPA PRESS

Así aborda el tema Omid Scoobie

La versión en inglés del libro de Omid Scobie, Endgame, dice así cuando se traduce al español: "Incluso después de que Meghan y Carlos discutieran por carta sobre el sesgo implícito de la familia, después de que se revelara que [censurado] formó parte de estas conversaciones sobre Archie, [censurado] ha evitado discutir sobre el tema con [censurado]".

Sin embargo, en la edición holandesa se podían leer los nombres que se censuraron en la estadounidense. El presentador Piers Morgan ha sido uno de los encargados de desvelar que quienes los discutieron fueron el rey Carlos III y la princesa Kate. Por lo tanto, el actual Rey de Inglaterra y la mujer del príncipe Guillermo habrían mostrado su "preocupación" sobre el color de piel del pequeño Archie antes de que naciera.

Rápidamente, las ediciones publicadas con los nombres han sido retiradas de las tiendas y ya están en la imprenta de la manera correcta. Se espera que este viernes lleguen ya a las estanterías.

Meghan y Kate en un partido de Wimbledon en 2019
Meghan y Kate, en un partido de Wimbledon en 2019. EUROPA PRESS

"Muchos periodistas conocen esos nombres desde hace tiempo"

El periodista y escritor del libro, Omid Scobie, ha negado que entregara nunca en una versión con los nombres por escrito. Además, en el programa This Morning de ITV ha insistido en que nunca utilizó la palabra "racista". Él hace uso del concepto "sesgo implícito": actitudes o estereotipos que afectan nuestra comprensión, acciones y decisiones de manera inconsciente.

Asegura que aún está siendo "investigado" el motivo por el que esos nombres han sido publicados. "Yo escribí y edité la versión en inglés del libro con una editorial. Entonces se ofrece la licencia a otras editoriales. Por supuesto yo no hablo italiano, alemán, francés, dutch u otras lenguas. Así que solo te enteras una vez que el libro sale a la venta", comenta Omid Scobie, asegura que está "frustrado".

Eso sí, no niega los nombres que se han dado a conocer. "La realidad es que esta información no es solo mía. Muchos periodistas de Londres saben esos nombres desde hace tiempo. Hemos seguido todos un código de conducta a la hora de hablar de ello", insiste Scobie.

Los reyes, Carlos y Camilla, en la apertura del Parlamento de noviembre de 2023
Los reyes, Carlos y Camilla, en la apertura del Parlamento de noviembre de 2023. Kirsty Wigglesworth/PA Wire/Europa Press

¿Quién es Omid Scobie?

Omid Scobie es, de alguna manera, biógrafo de Meghan Markle y uno de los periodistas que tiene más contacto con los duques de Sussex. Su relación obligó a la duquesa de Sussex a admitir que había estado en contacto con los medios de comunicación en el juicio contra los tabloides por publicar las cartas a su padre. Actualmente se desconoce si siguen siendo amigos, pero todo parece indicar que sí.

El primer libro de Scobie, Harry y Meghan: en libertad, sirvió como una primera explicación de lo ocurrido. De cómo se había precipitado la salida de los duques de Sussex de la Familia Real. Coescrito con Carolyn Durand, fue polémico pero aclaró los detalles (desde el punto de vista de los Sussex) cuando todo el mundo especulaba complicadas intrigas.

Desde entonces, Omid Scobie, de 42 años, ha estado colaborando con varios medios de comunicación. Afincado entre Estados Unidos y Reino Unido, continúa escribiendo sobre la Familia Real británica.

El segundo está siendo todavía más polémico. En fragmentos que se adelantaron a People desveló que la relación entre Harry y Guillermo era irreparable, por ejemplo.

Según él, muchos de los fragmentos que se han publicado en los últimos días son traducciones internacionales sacadas de contexto. "Después de todas las tonterías que han escrito personas que no han visto el libro, estoy deseando que todo el mundo se lea Endgame por sí mismo", ha publicado en Instagram, donde tiene casi 40.000 seguidores.

En X, antes conocido como Twitter, insistía hace unos días diciendo: "no me sorprende que la desinformación y citas incorrectas que están teniendo lugar hayan alcanzado niveles de desesperación. Estoy deseando que la gente pueda leerse el libro y que escuchen mi voz real en las entrevistas de esta semana".

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí

Te puede interesar