Buckingham ha anunciado que Carlos III tiene cáncer pero no se sabe cuál, o en qué estadio está. Los príncipes de Gales tampoco quieren desvelar qué provocó que Kate tuviera que pasar por el quirófano. Ante la falta de información, en las redes sociales proliferan los bulos que afectan sobre todo al Rey y a sus dos hijos, Guillermo y Harry.

En una rápida búsqueda de Tik Tok se pueden encontrar las primeras teorías. Usuarios que normalmente no hablan sobre asuntos de la Familia Real han creado contenido hablando a cámara con sus opiniones. Algunas de ellas verdaderamente excéntricas y difíciles de creer. Sin embargo, algunas se han hecho virales y hacen prevalecer los rumores y la especulación en las redes sociales.

Los bulos sobre Carlos III, Guillermo, Kate y Harry

Vídeos que aseguran que la Familia Real no se pronuncia sobre la salud de sus miembros a no ser que sea algo grave. Recuerdan frases de The Crown, como la de que los Windsor ni reaccionan ni responden, para dar pie a los rumores de que la enfermedad que sufre Carlos III está mucho más avanzada de lo que se ha anunciado.

De la misma manera que hay vídeos que aseguran que Kate se ha hecho un tratamiento estético. Otros especulan con ha estado en coma o, peor aún, que está muerta y que la Familia Real lo está ocultando. También hay usuarios que dicen que la información sobre la princesa de Gales se ha hecho pública para camuflar la verdadera gravedad de Carlos III.

Se han hecho virales los vídeos del helicóptero que llevaba a Carlos III hasta Sandrigham saliendo de Buckingham Palace. Para muchos conspiracionistas en los comentarios el Rey iba en este método de transporte porque está muy grave.

El monarca tiene fama de ser muy ecológico e incluso se decía que tenía "alergia" a volar por la huella de carbono. Sin embargo, en 2022 se enfrentó a la polémica porque salieron a la luz todos los vuelos que había realizado en un año. Incluyendo viajes de 100 kilómetros que perfectamente podrían haberse hecho por carretera o en tren.

Los príncipes de Gales con los duques de Sussex tras la muerte de Isabel II. EUROPA PRESS

El viaje del príncipe Harry a Reino Unido para visitar a su padre tras conocer la noticia también ha suscitado teorías. A pesar de que ha sido una visita exprés para charlar con su padre en una reunión de menos de una hora, ciertos usuarios de las redes sociales han considerado que se trataba de una despedida. "Harry no pudo despedirse de su abuela así que no ha querido que le vuelva a pasar con su padre", dicen algunos de los comentarios.

¿Qué es lo que realmente se sabe?

Mientras algunos asumen que la gravedad del rey Carlos III es mayor, la reina Camilla dice que el monarca se encuentra "extremadamente bien dadas las circunstancias". "Está muy emocionado por todas las cartas y los mensajes que el público le ha mandado de todas partes del mundo. Da mucho ánimo", añadía la consorte en declaraciones recogidas por la BBC.

El primer ministro británico decía tras su reunión con el rey Carlos III que la enfermedad se había "detectado pronto". Y que aunque había sido "un shock" para todos, el monarca se mantenía positivo. Se desconoce qué tipo de cáncer, al igual que no se sabe el motivo de la operación de Kate (aunque en su caso se ha desvelado que no es cáncer).

Pero la Familia Real británica ha practicado en los últimos años un ejercicio de transparencia y cercanía, no tiene sentido comparar con secretos de Palacio de hace un siglo. No es la primera vez que se hace un comunicado que solo incluye ciertas pinceladas de información en asuntos de salud, ocurrió con el primer ingreso de Isabel II tras la muerte de su marido. O con la hiperémesis gravídica de Kate en sus embarazos.

El príncipe Guillermo y su mujer han hablado incluso de su salud mental. Un tema que también han explorado Meghan y Harry, aunque en mayor medida dada su libertad tras salir de la primera línea de Palacio.