Las once estrellas del momento de Vanity Fair han protagonizado una portada en movimiento que va a dar que hablar. Barry Keoghan (31 años), actor principal de Saltburn, una de las películas de la temporada, es el último en pasar y lo hace sin Jacob Elordi, pero no necesita mucho para llevarse el protagonismo. De hecho, no lleva nada encima: está totalmente desnudo. Al igual que en el final del filme, en donde salta y baila sin ocultar ni una sola parte de su cuerpo.

"No estoy acostumbrado a esta cantidad de atención. Es abrumador, si soy sincero", confiesa Barry Keoghan en la correspondiente entrevista. Pero por mucha tracción mediática que tenga, el actor ha dejado claro que no tiene miedo a que le miren. Con el culo al aire pero tapándose los genitales, el intérprete ha "roto internet", según dicen los comentarios de las redes sociales.

Las once estrellas que protagonizan la nueva portada de Vanity Fair.
Las once estrellas que protagonizan la nueva portada. Vanity Fair

Preocupado por el baile más que la desnudez

"Bailo desnudo en mi casa. Todo el mundo lo hace. Todos cantamos en la ducha. Todos hacemos tonterías cuando estamos solos y sentimos esta libertad", admite Keoghan. Asegura que es lo único con lo que sí se identifica de la película, ya que su personaje no es precisamente el héroe del filme.

Cuando rodaron, con Emerald Fennell como la cineasta responsable del filme, lo que le preocupaba a Barry Keoghan no era tanto la desnudez sino el baile. "Me impresiona cómo me moví", confiesa el actor. "En el momento final del baile doy dos vueltas y si miras a mis pies los muevo como si fuera boxeo. Todo es el mover los pies y las caderas y cosas así", admite. Quizás no es lo que el público general estaba mirando.

Pero a Barry Keoghan le da igual que la gente hable de su cuerpo desnudo. Se sentía preparado para ofrecer las críticas y comentarios, lo considera "arte verdadero" porque se muestra de manera muy auténtica. "Te expones de la manera más vulnerable, es bonito de ver, no por mi cuerpo sino porque es liberador ver un cuerpo moverse de la manera que se mueve. Como un cuadro que se mueve, casi", expresa durante la entrevista.

Además, menciona el cine europeo como referencia. Bajo su punto de vista, en el viejo continente se ve mucha más desnudez de una manera natural y sin que sea algo más grande o importante de lo que es. "Es un acto de madurez en tu arte", valora.

La vida personal de Barry Keoghan

El póster de 'Saltburn'.
El póster de 'Saltburn'. Prime Video

En una entrevista previa con W Magazine, el actor asegura que bailar al ritmo de Murder on the Dancefloor le dio mucha confianza en sí mismo. Pero no ha sido el único gran triunfo de esa escena: también ha significado el éxito para la canción, que está en todas las listas de éxitos desde que se estrenara la película. Y para ponerle el toque final, también podría haber sido uno de los desencadenantes de la nueva relación de Barry Keoghan.

El filme se estrenó en Prime Video el 17 de noviembre de 2023 y el 2 de diciembre fue cuando se vio por primera vez al actor con su nueva novia. Se trata de Sabrina Carpenter, cantante y actriz, exniña Disney de 24 años, que actualmente acompaña a Taylor Swift como telonera en su gira mundial.

Después de varias citas, el 4 de febrero de este año hicieron su primera aparición pública como pareja y dejaron claro que lo suyo va en serio. Sin embargo, Barry Keoghan no quiere confirmar ni desmentir. Cuando le preguntan, dice que quiere mantenerse alejado de internet e intentar que no le afecte lo que se escribe o deja de escribir. "Cuando estás en una gira promocional se te olvida estar presente", confiesa.

Pero ahora es Sabrina Carpenter quien está de viaje por el mundo. Al terminar su recorrido por Asia y Oceanía el próximo 9 de marzo, tendrá dos jornadas en Coachella en abril. Finalmente en junio hará un pequeño tour por Europa, aunque no pasará por España. Quizás entonces pueda pasar tiempo con su chico, pero tendrán que repartirse con el bebé del actor, Brando, fruto de una relación anterior. Y en otoño, Barry Keoghan empezará a rodar su próximo proyecto: Amo Saddam.

No es fácil estar enamorado y ser exitoso en Hollywood.