El presidente saliente de Estados Unidos, Donald Trump, ha declarado este domingo que su rival y presidente electo del país, Joe Biden, ganó los comicios del pasado 3 de noviembre, aunque lo hizo porque las elecciones fueron «amañadas», insistiendo así en la denuncia que lleva manteniendo desde hace meses sobre irregularidades en la votación, y que hasta el momento no ha demostrado.

«(Biden) Ganó porque las elecciones estaban amañadas. NO HABÍA SUPERVISORES NI OBSERVADORES», ha escrito Trump en su cuenta de Twitter, en un mensaje en el que ha acusado a la compañía Dominion, «propiedad de la izquierda radical», de suministrar «engañosos» equipos de recuento de votos con la complicidad de «los falsos y mudos medios de comunicación».

«Todos los ‘errores’ mecánicos ocurridos en la Noche Electoral eran, en realidad, demócratas a los que pillaron mientras intentaban robar votos. Pero aquellos a quienes no cogieron tuvieron mucho éxito. Las elecciones por correo son un chiste enfermo», ha añadido.

Hasta el momento ningún tribunal ni autoridad electoral, entre ellos propios republicanos responsables de la supervisión del recuento, ha validado estas acusaciones.