Como consecuencia de las finales de la NBA y la omnipresencia de LeBron James, han salido a la luz una vez más una injusticia: la diferencia de salarios entre los jugadores de la liga nacional de baloncesto masculina y femenina en Estados Unidos. 

En la temporada 2019, el salario promedio en la liga femenina (WNBA) ha rondado los 75.000 dólares, mientras que en la liga masculina (NBA) ha llegado a los 2,5 millones de dólares. Es decir, 33 veces menos ingresan las mujeres de la WNBa.

Esta diferencia mayúscula entre los ingresos de los jugadores por sexo se relaciona con los menores ingresos publicitarios que genera la liga femenina, la menor asistencia de espectadores y el prejuicio extendido de que los hombres son mejores jugadores. 

La baloncestista con mejor puntuación de la WNBA fue Arike Ogunbowale, con 22,8 puntos por partido; el mejor de la NBA fue Donovan Mitchell, con 36,3 puntos

Si atendemos a las estadísticas, las dos ligas presentan datos similares, con apenas una ligera diferencia al alza de la NBA con respecto a la WNBA. Por ejemplo, la baloncestista con mejor puntuación de la WNBA fue Arike Ogunbowale, de los Dallas Wings, con 22,8 puntos por partido. Quien ha logrado mayor puntuación en la NBA ha sido Donovan Mitchell, de los Utah Jazz, con 36,3 puntos por partido. 

Si bien parece que la diferencia es grande, hay que tener en cuenta que la liga femenina tiene solo 34 partidos, mientras que la temporada de la NBA consta de 82 partidos. En total, Ogunbowale ha jugado 48 partidos menos para contar con un promedio de puntos de solo 14 menos. 

Como señaló en una ocasión Isaiah Thomas, de los Denver Nuggets, en Forbes, «para decirlo de una manera simple: si no respetas el baloncesto femenino, no eres serio. No eres serio, hombre». 

El hecho de que la liga femenina tenga menos partidos también incide sobre su menor nivel de ingresos publicitarios: tienen menos tiempo en antena, y por lo tanto menos oportunidades de incluir anuncios. 

Menores patrocinios

La WNBA obtuvo 25 millones de dólares en ingresos por patrocinio en la temporada de 2019, mientras que la NBA logró 7.400 millones en la misma temporada. 

Estas fuentes de ingresos se pueden atribuir en gran medida a los derechos de transmisión y la publicidad durante cada partido en toda la temporada. La NBA, lógicamente, genera más dinero porque tiene 48 partidos más para anunciar y emitir en los medios audiovisuales. 

«Me gustaría saber cuáles serían los resultados, con un producto tan bueno como el que ofrecemos, si tuviéramos la misma plataforma que tienen los chicos», declaró Skylar Diggins-Smith, jugadora de la WNBA, en www.bleacherreport.com. «Piense en los dólares de marketing que gastan en los hombres, la plataforma que se les da. Oportunidades de marca, acuerdos de televisión, acuerdos de patrocinio. Es como el huevo y la gallina».

De media, la NBA gana 1,2 millones de dólares por partido en una temporada. Con los patrocinadores del equipo y el aval de los jugadores, la NBA puede ganar fácilmente los 7.400 millones de dólares anuales.

Sin embargo, la WNBA palidece en comparación con estos números. Con su temporada de 34 patrocinios, los acuerdos de patrocinio son mucho menores y más difíciles de obtener. La publicidad en cada partido también es una lucha debido a la cantidad limitada de espacios publicitarios disponibles.

Tenemos que hacer más ruido sobre los salarios de la WNBA. Mucho más ruido… Las jugadoras son las mejores del mundo en lo que hacen: se las debe pagar como tales»

isaiah thomas

Cuando se trata de gastos, no sorprende que los salarios de la WNBA sean mucho menores que los de la NBA. Como promedio, un jugador de la NBA gana 77,7 millones de dólares al año. Por otro lado, las jugadores de la WNBA ganan alrededor de 100.000 dólares al año.

“También tenemos que hacer más ruido sobre los salarios de la WNBA. Mucho más ruido. A las jugadores de la WNBA se les debería pagar mucho más de lo que reciben ahora. Eso es obvio. Son deportistas profesionales y modelos de referencia. Son las mejores del mundo en lo que hacen; se les debe pagar como tales. Hay que mejorar sus salarios si queremos que estén a la altura. Hay que hablar de eso”, señala Thomas, jugador de los Denver Nuggets. 

Las mujeres, un 2% menos

Esta diferencia salarial puede ser enorme, pero no sorprende cuando se analizan los salarios de las mujeres en comparación con los de los hombres en Estados Unidos.

En 2020, una mujer ha ganado como promedio 81 centavos por cada dólar que ha logrado un hombre. Cuando se tiene en cuenta el título y el tipo de trabajo, una mujer gana 98 centavos por cada dólar que gana un hombre.

Aunque esta es una pequeña diferencia, significa que las mujeres ganan un 2% menos que los hombres anualmente, y llega a extremos más extremos cuanto mayores son los salarios.

En la industria del cine, un actor promedio gana 57,4 millones de dólares, más del doble que la actriz promedio: 21,8 millones de dólares. Esta brecha salarial se da incluso entre los actores que trabajan en una misma película y para papeles que requieren las mismas habilidades. 

A veces me quedo sin palabras al hablar e esto. Es lamentable que los hombres ganen más dinero por el mismo trabajo, o incluso por un trabajo inferior»

skylar diggins-smith

«A veces me quedo sin palabras al hablar de esto», afirma la baloncestista Skylar Diggins-Smith. «Es lamentable que los hombres ganen más dinero por el mismo trabajo, o incluso por un trabajo inferior”.

En general,en Estados Unidos no hay equidad salarial. Sí, la NBA genera muchos más ingresos que la WNBA, pero esto se debe solo a que nuestra sociedad nunca nos ha enseñado a valorar las ligas deportivas femeninas.

Cuando se trata de todos los aspectos de la sociedad, las mujeres están infravaloradas a menos que se requieran las habilidades que se asocian a una mujer, como cocinar y limpiar.

Estados Unidos es un país de futuro con grandes avances. Sin embargo, hasta que las mujeres reciban los mismos ingresos por el mismo salario la equidad será una quimera. Y el progreso también.