El nuevo Gobierno de Estados Unidos liderado por Joe Biden no considera necesario modificar o enmendar los aranceles sobre productos europeos, entre ellos la aceituna española, que aprobó el Ejecutivo de Donald Trump en el marco de la disputa por los subsidios a Airbus.

«El Representante Comercial de Estados Unidos, junto con la industria afectada, ha acordado que es innecesario en este momento revisar la acción de la investigación en torno al cumplimiento de los derechos de Estados Unidos en la disputa de la Organización Mundial de Comercio sobre los subsidios a aviones comerciales», aseguró el organismo del país en la edición del viernes del Federal Register, el equivalente al BOE de España.

Durante la campaña electoral, Biden aseguró que no tenía previsto dar marcha atrás a las acciones comerciales que había emprendido Donald Trump, pero que las revisaría cuando llegara al cargo. A principios de febrero, el nuevo presidente decidió reactivar los aranceles a las importaciones de aluminio de Emiratos Árabes Unidos, que Trump había eliminado al final de su mandato.

Estados Unidos aprobó aranceles de entre un 10% y un 25% a una serie de importaciones europeas, desde productos de aviación civil a productos agrícolas. Estos impuestos, autorizados por la OMC por los subsidios a Airbus afectan principalmente a Alemania, Reino Unido, Francia y España, gravando sectores como el del queso, el aceite, el vino o la aceituna.

«Inquietud» en España

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, reconoció ayer la «inquietud» de los sectores afectados tras conocerse que el nuevo Gobierno de Estados Unidos, liderado por Joe Biden, no considera necesario modificar o enmendar los aranceles sobre productos europeos, entre ellos el aceite de oliva y la aceituna española.

«Comprendo la inquietud del sector y de los afectados, pero la organización de la nueva Administración lleva un tiempo. Estoy convencido de que en los primeros contactos europeos, tanto por la CE como los bilaterales de España, con la nueva Administración de EEUU esta cuestión estará presente y antes o después conseguiremos la eliminación de estos injustos aranceles», aseguró.

«Estamos en contacto con la Comisión Europea, a la cual le he reiterado el tema, para que de aquí a agosto, fecha de la siguiente revisión, y cuanto antes mejor, se pueda negociar con EEUU la eliminación de estos aranceles injustos», subrayó, recalcando que este tema es una «prioridad» para Bruselas.

Por otro lado, Planas volvió a reiterar que su Departamento está trabajando para conseguir un «acuerdo nacional» para la futura aplicación de la Política Agrícola Común (PAC) en España, tras haber surgido en las últimas semanas «determinadas informaciones que no se ajustan a la realidad».

«No puedo tolerar que se empiecen a difundir informaciones que no se ajustan a la realidad, que quiero cortar de raíz, porque genera preocupación en el sector. Quiero hacer una llamada a la responsabilidad de todos. Hace falta información, pero veraz para que este debate tenga lugar de forma sosegada para alcanzar un gran acuerdo nacional que es lo que beneficiará a agricultores y ganaderos», recalcó.