Europa | Internacional

El príncipe Guillermo, hermano del duque de Sussex, niega que su familia sea racista

El heredero del heredero asegura que aún no ha hablado con Harry pero que tiene previsto hacerlo

El príncipe Guillermo en la visita a una escuela en Londres

El príncipe Guillermo observa cómo juega una niña en un colegio en Londres. EUROPA PRESS

«Estamos muy lejos de ser una familia racista». Palabra de príncipe Guillermo. El heredero del heredero al Trono británico ha sido categórico cuando Sky News le ha planteado la cuestión. En la entrevista de Oprah Winfrey con los Duques de Sussex, Meghan Markle, casada con el hermano del príncipe Guillermo, deja caer que en la familia real estaban preocupados por el color de la piel de su hijo cuando estaba embarazada.

El príncipe Guillermo ha dicho que todavía no ha hablado con su hermano después de que se difunda la explosiva entrevista. En una visita a un colegio en el este de Londres, ha asegurado que tiene previsto conversar con el duque de Sussex.

Guillermo y Harry estuvieron muy unidos en su adolescencia, ya que perdieron a su madre, la princesa Lady Di, cuando eran aún unos críos. Harry confiesa que no quería que su esposa Meghan pasara por lo mismo que su madre. Lady Di falleció en un accidente de tráfico en París en agosto de 1997

La entrevista se difundió en el Reino Unido el lunes. Durante la conversación Meghan Markle, birracial, confiesa que había miembros de la familia real preocupados por si su hijo tenía una piel demasiado oscura. No revelan quiénes le hicieron este comentario.

La prensa británica asegura que no se trata ni de la Reina Isabel ni el príncipe de Edimburgo. En un comunicado, el Palacio de Buckingham señala que estas acusaciones son «preocupantes» y serán «investigadas».

Entre las confidencias que desvela Meghan hubo una alusión a Kate Middleton, esposa del príncipe Guillermo, y venerada por la prensa británica. La ex actriz estadounidense confesó que Kate le hizo llorar por una discusión sobre el vestuario de los niños en su boda que actuaban como pajes. Pero reconoció que Kate se disculpó. «Es una buena persona», dijo.

Tras difundirse la entrevista con Winfrey, el Daily Mail ha realizado una encuesta que deja claro que la Firma, como se conoce a la familia real, ha resultado dañada por las declaraciones de los Sussex. La reina ha perdido dos puntos de popularidad, siete el príncipe de Guillermo y trece su padre, el príncipe Carlos, uno de los principales sospechosos de hacer el comentario racista. Quien más popularidad ha perdido ha sido el príncipe Harry.

Los duques de Sussex se distanciaron de la familia real británica anunciaron que dejarían de ejercer sus funciones como altezas reales en enero de 2020. Poco después dejaron el Reino Unido y se establecieron en Los Angeles, California, donde viven en una mansión junto a su hijo Archie. Esperan una niña.

Comentar ()