La Monarquía jordana está viviendo unas jornadas aciagas. Las autoridades jordanas han acusado al príncipe Hamzah bin Husein, ex heredero al trono, de haber realizado «movimientos y actividades» encaminados a «desestabilizar la seguridad» del país con ayuda extranjera. A su vez, ha denunciado a una serie de 16 detenidos por «sedición». Entre ellos se encuentran el ex ministro de Finanzas Bassem Awadallah y Sharif Hassan bin Zaid, miembro de la familair real. No habría militares implicados.

De momento, entre los arrestados no está el príncipe, hermanastro del rey jordano Abdalá II, según informa la agencia Efe. En la primera rueda de prensa de un miembro del gobierno tras las detenciones, el viceprimer ministro jordano, Ayman Safadi, reconoció que los servicios de seguridad han seguido durante mucho tiempo «las actividades y movimientos de Hamzah bin al Husein (…) y otras personas que tenían como objetivo la estabilidad de la patria».

La reina Noor de Jordania, nacida en Washington como Elizabeth (Lisa) Najeeb Halaby, ha calificado de «calumnia infame» las acusaciones contra su hijo, confinado en su casa. «Rezando para que prevalezcan la verdad y la justicia para todas las víctimas inocentes de esta calumnia infame», ha escrito la última esposa del rey Husein en su cuenta de Twitter.

Castigo por las críticas al gobierno

En un video facilitado a la BBC por su abogado, el ex heredero ha negado su implicación en maniobras desestabilizadoras. El príncipe ha dicho que la operación pretende acallarle por sus críticas al gobierno. Ha denunciado que las autoridades le mantienen bajo arresto domiciliario, lo que niegan el oficialismo.

«No soy el responsable por los fallos en el gobierno, la corrupción y la incompetencia que ha sido frecuente en nuestra estructura de gobierno en los últimos 15 años y ha ido a peor», dice en el video el antiguo heredero.

El príncipe Hamzah, que se formó en la Academia Militar de Sandhurst y estudió en Harvard, era el favorito del fallecido rey Hussein, a quien se parece mucho. Es el primogénito de la reina Noor. Fue nombrado heredero en 1999.

Sin embargo, se consideró que era demasiado joven cuando murió el rey Hussein, de modo que ascendió al trono su hermano mayor, de otra madre, Abudalá. El actual rey despojó al príncipe Hamzah de su título de heredero en 2004.

Jordania es un país clave para la estabilidad de Oriente Próximo. Estados Unidos ha expresado su apoyo al rey de Jordania, Abdalá II, a quien le ha calificado como «socio clave».