Al menos 133 personas han muerto a consecuencia de las inundaciones provocadas por devastadoras lluvias en este de Alemania y decenas de personas están todavía desaparecidas, según el último balance de las autoridades.

Los estados afectados son Renania del Norte-Westfalia y Renania-Palatinado, donde han fallecido al menos 30 y 50 personas respectivamente. «El temor es que la cifra tenga que ser corregida al alza», ha dicho un portavoz de la policía de Coblenza, ciudad citada en la desembocadura del Mosela en el Rin.

Asimismo, la Administración del distrito Ahrweiler ha indicado que 1.300 personas se encuentran desaparecidas y ha apuntado que 19 murieron, aunque se espera que aumente esta cifra. Además de las víctimas y desaparecidos, las inundaciones han provocado graves destrozos en varias localidades y carreteras.

La canciller alemana, Angela Merkel, ha trasladado su pésame a las víctimas y ha expresado que está «impactada por los informes de que hay lugares que están completamente bajo el agua». «No sabemos el número todavía de víctimas y afectados, pero habrá muchos», ha lamentado.

El temporal también está afectando a Bélgica, donde han fallecido once personas y cuatro han desaparecido, además de estar afectado el servicio eléctrico e interrumpida la movilidad en la región de Valonia, según informa Le Soir.