Internacional OFENSIVA EN AFGANISTÁN

Los talibanes avanzan imparables hacia Kabul tras tomar Kandahar

Llegan a la capital afgana los primeros marines que se encargarán de la evacuación del personal de su embajada

Combatientes talibanes toman el control de Helmand, Afganistán

Combatientes talibanes toman el control de Helmand, Afganistán EFE

En Afganistán estamos viendo una guerra relámpago. La ofensiva de los talibanes ha sorprendido a las cancillerías occidentales por su capacidad estratégica y por su rapidez. En apenas diez días han tomado dos terceras partes del país. Este viernes ha caído en sus manos Kandahar, la segunda ciudad del país, y Kabul les queda al alcance tras su avances en la provincia de Logar, a menos de 90 kilómetros de la capital.

Zabihullah Mujahid, portavoz del «emirato islámico de Afganistán», ha anunciado en Twitter la toma de esta simbólica ciudad afgana. «Kandahar, la segunda ciudad más grande del país, también ha sido conquistada», ha escrito. Kandahar es la cuna de los talibanes así que para los yihadistas es una victoria muy significativa. De allí salieron hace dos décadas y allí vuelven triunfantes.

En primer lugar, los talibanes tomaron el norte para impedir que desde allí se levantaran en su contra. Poco a poco han ido cayendo ciudades tan relevantes como Herat y Kandahar. Ahora controlan gran parte del sur y toda la zona occidental, fronteriza con Irán. Casi dominan todo el norte, que siempre fue el mayor foco de resistencia. La caída del norte, por donde empezó la ofensiva, fue un duro golpe para el gobierno y el ejército.

En Nimroz han implantado un edicto por el que fuerzan a las jóvenes a casarse con los talibanes. Es lo que espera a las mujeres bajo el dominio de los talibanes, que ya estuvieron en el poder en Afganistán en los 90.

Kabul, que aún se mantiene a salvo, es el destino de miles de afganos que buscan desesperadamente una salida. Saben que será lo último que caiga en poder de los insurgentes. Es posible que primero lo sometan a un asedio prolongado. El gobierno solo controla cuatro de las principales ciudades afganas.

La capital afgana cayó en manos de los talibanes en 1996, después de cuatro años de guerra civil en Afganistán. Poco después de entrar en la ciudad ejecutaron al presidente Mohamad Najibullah. Bajo su mandato, las mujeres no podían trabajar fuera de casa y las niñas tenían prohibido el acceso a la educación. Siempre que salían del hogar las mujeres tenían que ir acompañadas de un hombre. Introdujeron castigos como la lapidación y las amputaciones, según informa la BBC.

Evacuación a toda prisa

Los planes de evacuación de Estados Unidos se han acelerado. Los primeros marines han aterrizado ya en Kabul con el fin de garantizar la salida de los ciudadanos estadounidenses, según la CBS. La imagen que tenemos muchos en mente es la de la huida de Saigón. Unos 3.000 marines garantizarán la salida de los estadounidenses que aún quedan en la capital afgana.

El caso de España es singular, ya que la embajada está en pleno cambio. El nuevo embajador, Ricardo Losa Giménez, tenía previsto incorporarse la próxima semana. Reemplaza a Gabriel Ferrán Carrión, que terminó su función el 5 de agosto.

El ministro español de Exteriores, José Manuel Albares, ha anunciado este viernes que España va a comenzar a evacuar al personal de la embajada y a los traductores que han colaborado con las tropas de nuestro país. «No dejaremos a nadie atrás», ha asegurado Albares. España, según el jefe de la diplomacia española, no va a reconocer un gobierno impuesto por la fuerza.

Noruega también ha cerrado temporalmente su embajada en Kabul y ha comenzado a organizar la salida de los diplomáticos, el personal loal y sus familias. Finlandia va a hacer lo mismo con unas 130 personas. Francia urge a sus ciudadanos a que salgan de Kabul lo antes posible. Un billete aéreo costaba a primera hora de ayer unos 2.500 dólares, pero el precio va a subir a medida que los talibanes se acerquen a Kabul.

Al menos 15 de las 34 capitales de provincia de Afganistán están bajo control de los talibanes. Las milicia yihadista también ha conquistado Lashkar Gah, en la provincia de Helmand, tras fieros combates que se han prolongado semanas.

En las últimas 24 horas han caído Kandahar, Gazni y Herat, tercera ciudad del país. En esa provincia estuvo desplegado el contingente español. Los últimos 24 soldados se marcharon en mayo pasado después de que el presidente de EEUU, Joe Biden, anunciara la salida de Afganistán antes del 20 aniversario del 11-S.

Será un aniversario trágico, especialmente para quienes se han dejado la vida en la reconstrucción de un país, que vuelve a caer en manos de los talibanes, de la barbarie.

Te puede interesar

Comentar ()