El presidente de Rusia, Vladimir Putin, asistirá a las maniobras nucleares e las que probarán sus misiles balísticos y de crucero, mientras las potencias aliadas aseguran que el Kremlin se dispone a invadir Ucrania en cuanto tenga una excusa adecuada para hacerlo. De hecho, EEUU ha informado de que son ahora entre 169.000 y 190.000 efectivos los que tiene Rusia desplegados en torno a Ucrania, según el embajador de EEUU ante la OSCE, Michael Carpenter. Es la mayor movilización de tropas desde la Segunda Guerra Mundial.

En los simulacros participará la fuerza aérea, fuerzas de misiles estratégicos y las flotas del norte y del Mar Negro, según el Ministerio de Defensa de Rusia. Van a ponerse a prueba tanto su armamento convencional como nuclear.

«El 19 de febrero, bajo la dirección del comandante supremo de las Fuerzas Armadas de la Federación Rusa, Vladimir Putin, se llevará a cabo un ejercicio planificado de fuerzas de disuasión estratégica, durante el cual se realizarán lanzamientos de misiles balísticos y de crucero», señala el comunicado difundido por las agencias rusas.

El Kremlin ha indicado que estos simulacros anuales -que no se celebraron en 2020 ni en 2021 debido a la pandemia- estaban planeados desde hace tiempo. «Estos ejercicios y lanzamientos de prueba de misiles balísticos son un proceso de entrenamiento bastante regular. Varios países son informados de antemano a través de diversos canales, por lo que no da lugar a preguntas y preocupaciones», ha dicho Dmitry Peskov, portavoz del presidente ruso. Sin embargo, las potencias occidentales consideran que los realizan ahora como muestra de su músculo militar en plena tensión con la OTAN.

Est viernes Putin ha abordado la tensión sobre Ucrania en una reunión del Consejo de Seguridad antes de su encuentro con el líder de Bielorrusia, Aleksander Lukashenko. Fuerzas del ejército ruso y el bielorruso ultiman unas maniobras que han causado inquietud en Ucrania. En principio, terminan este domingo. Forman parte de las 150.000 tropas desplegadas en torno a Ucrania en las últimas semanas. El Kremlin asegura que ya van de retirada, pero ni la OTAN ni Kiev creen su versión.

Lukashenko se ha declarado dispuesto a que se despliegue armamento nuclear en su territorio para ayudar a Moscú. Rusia tiene las mayores fuerzas nucleares del mundo, con algo menos de 4.500 ojivas en su arsenal.